buscar noticiasbuscar noticias

Instituciones y construcciones (parte XVIII)

Historias del Mayo

Patrimonio Cultural. - Las poblaciones evolucionan, su arquitectura se moderniza y algunas tradiciones se pierden, pero hay construcciones que perduran y tradiciones que sobreviven y que, en conjunto, nos identifican y nos dan un sentido de pertenencia que vale la pena conservar y proteger.

Se considera patrimonio cultural al conjunto de manifestaciones tangibles e intangibles generadas a través del tiempo por los diferentes grupos sociales que se han asentado en el territorio del municipio y que, por sus cualidades de significación social o documental, constituyen valores de identidad y autenticidad de la sociedad.

PUBLICIDAD

Si hablamos de patrimonio debemos diferenciar entre tangible e intangible, ambos valiosos, ambos sujetos a preservar y transmitir con toda su riqueza a las nuevas generaciones. Pero, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Por patrimonio cultural tangible entendemos todo aquel elemento de una cultura que puede ser tocado, modificado, restaurado, reedificado o rescatado de la acción devastadora del tiempo y del ser humano. Asimismo, en la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos se establece que, bajo este concepto, se abarca al patrimonio paleontológico, patrimonio arqueológico, patrimonio histórico, patrimonio artístico, arquitectura relevante y arquitectura tradicional o de contexto.

Por otra parte, el patrimonio cultural intangible es la parte viva de un grupo que se expresa en sus cosmovisiones, usos y costumbres, rituales, música, habilidades artesanales e historia oral, gastronomía, entre otros innumerables rasgos de la cultura. También, los cuentos, mitos y leyendas que surgen en un momento determinado de la historia y después son continuamente reelaborados, dando a conocer las peculiaridades del pensamiento de su pueblo.

Si al municipio de Navojoa le hace falta avanzar en el nombramiento de su Cronista Municipal, el siguiente paso sería elaborar un Reglamento del Patrimonio Cultural que le permita preservar, fomentar, fortalecer y difundir su patrimonio cultural.

Para esto se deberá elaborar un Registro de Patrimonio Cultural del Municipio y gestionar programas de financiamiento y estímulos fiscales para la preservación de esos inmuebles (tangibles) y la conservación de los intangibles.

Si nos referimos al patrimonio cultural (tangible e intangible) este deberá estar, por un lado, bajo el cuidado y las facultades de la Secretaría de Infraestructura Urbana y Ecología (SIUE) del H. Ayuntamiento y, por el otro, en coordinación con la Dirección de Educación y Cultura. En este sentido, la SIUE deberá expedir las autorizaciones para la construcción, restauración, modificación, remodelación y demolición de edificaciones, zonas, sitios o monumentos de valor histórico-cultural y los declarados de patrimonio cultural.

La Dirección de Educación y Cultura tendría como atribuciones, entre otras, opinar en el ámbito de su competencia, respecto de las declaratorias de patrimonio cultural que expida el Ayuntamiento; además de fomentar la investigación científica y técnica sobre su preservación y conservación y, elaborar el programa municipal de rescate de bienes muebles e inmuebles, sitios, zonas o monumentos con valor histórico-cultural del municipio.

Idealmente estas tareas deben estar bajo la revisión y opinión de un Consejo Consultivo que integre a especialistas y profesionales de diversas ramas como historiadores, arquitectos, artistas (pintores, escultores, músicos), arqueólogos, y otros que pudieran aportar sus conocimientos para este fin. Además, es importante la participación corresponsable de la ciudadanía para preservar, fomentar, fortalecer y difundir el patrimonio cultural.

Navojoa merece un mejor presente, con acciones y la mira puesta en el futuro, sin perder de vista nuestro pasado.