buscar noticiasbuscar noticias

¿Ganaste o perdiste? Las lecciones

Si bien hay ganadores y perdedores derivados de las elecciones del domingo pasado, los analistas nacionales e internacionales sostienen que las casas encuestadoras siguen en declive en su credibilidad.

A lo largo del proceso electoral cada bando traía su propio sondeo en el que mostraban su avance sobre el contrario y aunque los ejercicios se habían realizado casi en la misma fecha, los resultados eran diferentes, quizá, como se dice entre el público, conforme los intereses del que haya pagado.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

Lo que sí fue evidente es que muchos ciudadanos se abstenían de emitir una opinión real sobre quiénes eran sus preferidos para el 6 de junio y eso se debía a que no se confiaba en la casa encuestadora o, sencillamente, muchos creen que puede haber represalias si dice la verdad, aunque sea telefónicamente.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Al final de cuentas, la gente razonó su voto, aunque también hubo prácticas de compra proveniente de las dos principales fuerzas de la contienda. Incluso hay personas de otras entidades que dicen haber recibido dinero en efectivo y un vale canjeable en Banco Azteca.

Ojalá y el Banco Bienestar no haya sido usado para todo este tipo de maniobras que creíamos habían quedado en el pasado, pero que demuestran una "democracia" llena de imperfecciones aún, a pesar del trabajo de las instituciones electorales.

Aquí en Cajeme, al que miraba por encima del hombro al resto de sus contrincantes, Rodrigo Bours Castelo, el voto se encargó de ponerlo en su lugar para que entienda que no todo puede hacerse con el dinero en abundancia y mucho menos si hay soberbia de por medio.

Esa muestra de desinterés por los problemas de los más pobres, cuando solamente se le solicitaban unas cuantas láminas, terminó por bajarle muchos puntos y finalmente "La Marca" que tanto le preocupaba, le dominó.

A Anabel Acosta Islas no hubo quien le ideara un plan de comunicación efectivo. Ella solita se labró el camino y repuntó con aquellas palabras del debate mediante las cuales puso de vuelta y media a Javier Lamarque Cano ante su escasa capacidad de negociación para hacer más cosas por Cajeme.

A ella también la pesada losa de su partido le complicó el panorama, a pesar de sus virtudes, pues conecta bien con la gente. Lo bueno es que aún es joven y puede seguir trabajando arduamente para seguirse posicionando. Vendrán mejores tiempos.

Al hoy triunfador de los comicios, Lamarque Cano, habría que decirle que conserve los pies en el suelo y no piense que fue su personalidad la que pudo fabricarle la victoria. Nada más alejado de la realidad. En verdad "La Marca" Morena y la figura de Andrés Manuel López Obrador repartiendo los impuestos a diestra y siniestra, es lo que encumbró al ex legislador federal.

Ahora, deberá demostrar que tiene esa capacidad de reducir los problemas de Cajeme desde el 16 de septiembre, o si se puede antes mejor, porque ya tiene la experiencia de haber sido Alcalde, aunque las condiciones sean diferentes.

A Gustavo Almada Bórquez, un buen hombre, ya no le dio tiempo de hacer una campaña efectiva. Tuvo que caminar los últimos días con la inercia de la propuesta del fallecido Abel Murrieta Gutiérrez. Movimiento Ciudadano, lo que sea de cada quien, se desdibujó con el asesinato de su candidato a la alcaldía y la deserción del aspirante a la gubernatura.

Son, pues, muchas las lecciones que deja este proceso electoral y quienes no sepan leer lo que pasó, deberán dejar por siempre el camino de la política.

Pero los partidos y políticos que aprendan de lo pasado tienen la oportunidad de renovarse para volverse competitivos. Ojalá y lo hagan.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx