buscar noticiasbuscar noticias

¿Estás de acuerdo?

Considero conveniente enumerar una serie de acciones o actitudes recomendadas por pensadores mexicanos, para que, como individuos, y, como nación, debemos poner en práctica si queremos construir un país de primer mundo, con los consecuentes beneficios que esta posición nos puede brindar:

Educación; debemos dejar de lado la apatía que nos impide ponernos a leer y a aprender algo nuevo cada día. En nuestro país la lectura de libros de cualquier tipo es muy baja en comparación con otras naciones. No nos gusta leer aún a sabiendas que los libros nos dan alas, nos motivan y fortalecen nuestra concentración, además de los grandes conocimientos que de ellos aprendemos. Casi siempre el pretexto es que cuestan y que no tenemos tiempo para hacerlo, pero en realidad se pueden conseguir libros a muy bajos precios si nos lo proponemos. Cada libro que leas será un escalón más en tu camino a la sabiduría, y por ende, al éxito y la felicidad.

Jesús Huerta Suárez
PUBLICIDAD

Honestidad; El ser honestos se aprende, principalmente, en casa, así que la deshonestidad ha ido creciendo gracias a los ejemplos que damos a nuestros familiares. La honestidad es un ejercicio. Practícala. Date cuenta que se es deshonesto cuando se desea más de lo que se necesita, con tal de satisfacer nuestra avaricia. En el Gobierno, la deshonestidad se presenta ante la falta de control y transparencia en el ejercicio público... "En arcas abiertas, hasta el más justo peca", reza el refrán.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Proactivos; Siempre estamos esperando que el Gobierno o alguien haga las cosas por nosotros. La idea es dejar de ser observadores y pasar a ser protagonistas en ese proyecto de nación que tanto necesitamos.

Respetuosos; Sólo cuando nos respetemos a nosotros mismos podremos respetar a los demás. Si queremos ser los primeros tendremos que ser los últimos. Es nuestra decisión.

Generosos; Con el solo hecho de dar sin esperar nada a cambio, podrás comprobar que el éxito está en dar, y darnos es lo que la patria necesita.

Confianza en nosotros mismos, autoestima. Los creyentes recuerden que están hechos a imagen y semejanza de Dios y qué más que eso. Los no creyentes, de cualquier manera, sabrán que conociéndonos a nosotros mismos nos daremos cuenta de las virtudes y de los dones con los que contamos para valorarnos y ser mejores personas.

Buscar los retos, cuidar la naturaleza, ahorrar, cuidar nuestra salud, cuidar los detalles, ser alegres, serviciales, creativos, patriotas, solidarios y fomentar y vivir los valores cívicos y familiares, son los otros atributos necesarios para salir adelante como mexicanos. Parece que es mucho, pero en realidad no es tanto, pues el gran premio sería que las próximas generaciones puedan vivir en el cuerno de la abundancia y con los laureles de la gloria que tanto anhelamos.

"Prohibido olvidar"

Rubén Blades

Jesushuerta3000@hotmail.com