buscar noticiasbuscar noticias

Encerrados

PUBLICIDAD

“En días recientes, mientras muchos comenzaban a enfrentar la realidad de que tendrían que permanecer encerrados en sus casas en el futuro inmediato, amigos alrededor del mundo me contactaron para pedirme consejos. Querían sugerencias para lidiar con el aislamiento social prolongado.

PUBLICIDAD

“De pronto, mi experiencia de haber permanecido 544 días —incluido el confinamiento solitario— en la prisión de Evin, en Irán, se volvió mucho más importante de lo que pude haber imaginado.

“Aunque el aislamiento por el que estamos pasando es muy diferente que las duras condiciones que se sufren en prisión, el cautiverio prolongado me enseñó algunas lecciones valiosas para sacar el mayor provecho de las situaciones adversas. Así que aquí dejo algunas recomendaciones.

“1. No inviertas todo tu tiempo en internet

“¿Pensabas que internet ya consumía todo tu tiempo? Eso no era nada. Y si estás activo en redes sociales, como muchos de nosotros, será difícil desconectarte por completo.

“No nos engañemos: no nos desconectaremos del todo. Sin embargo, sugiero ausentarte de internet y la televisión todo lo posible, sobre todo cuando no estés trabajando.

“Durante los 544 días que pasé en la cárcel, nunca tuve oportunidad de conectarme a internet, ni siquiera un rato. Durante mi largo calvario, la imposibilidad de consultar fuentes de información fue el peor de los castigos.

“Sin embargo, en retrospectiva, no todo fue malo. Por primera vez en mi vida adulta sentí que de verdad podía enfocarme en una sola tarea durante un periodo extenso.

“Deja el teléfono, apaga tu laptop y enfócate en actividades que no requieran una pantalla, como convivir con tus seres queridos.

“2. Lee libros

“Después de 49 días de confinamiento solitario, recuperé algunos privilegios. Pronto me di cuenta de que el más importante era el acceso a los libros. Leer era un escape mental maravilloso de mi lúgubre entorno. También me conectaba con el mundo exterior.

“Me atraían más los libros que abordaban temas de adversidades. Me ayudaron a comprender que, por más difícil que fuera, mi experiencia era transitoria.

“Si quieres leer sobre cómo sobrevivir a tiempos verdaderamente difíciles manteniendo la perspectiva y el ingenio, no hay mejor libro que Archipiélago Gulag de Aleksandr Solzhenitsyn, sus memorias de encarcelamiento en los campos soviéticos de prisioneros. Gracias a esta lectura dejé de autocompadecerme. Entender que mi problema era solo un pequeño eslabón en la enorme cadena de injusticias fue un enorme consuelo.

“3. Haz ejercicio

“Puedes creer que es imposible porque no tienes una bicicleta fija en casa.

“Sin importar cuán pequeña sea tu casa, seguro tienes espacio suficiente para caminar. Si es posible, usa las escaleras. Eso estoy haciendo. Los tres pisos, varias veces al día.

“Los primeros días de mi encarcelamiento sentí una necesidad apremiante de moverme. Así que caminé. Algunas veces varias horas al día, incluso cuando estaba en confinamiento solitario dentro de una celda de unos 2.5 metros de longitud. Mantenerse activo es una de las mejores actividades en beneficio de nuestra salud mental.

“4. Planifica tu futuro

“Hubo muchos días en los que pensé que mi encarcelamiento jamás terminaría. Es posible que sientas algo similar en las próximas semanas o quizá tengas ya esa sensación. Pero esto pasará y podremos retomar nuestras rutinas normales relativamente.

“Piensa cómo quieres que sea, a dónde irás y con quién quieres estar. En épocas de incertidumbre como estas, pocas cosas son tan reconfortantes como pensar en tiempos mejores. Sugiero enfocarnos en los tiempos que se avecinan en lugar de los que ya viviste.

“5. Ríe

Mi última recomendación (pero la más importante) es que cada día trates de encontrar algo que te ponga de buen humor. Te aseguro que hay oportunidades en todos lados. Si las pude encontrar en confinamiento solitario, puedes hallarlas en la sala de tu casa”.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx