buscar noticiasbuscar noticias

Elecciones: ¿Covid o abstencionismo, el enemigo?

Están a unos meses de distancia las elecciones 2021 y el mayor anhelo de los candidatos, supongo, ha de ser que una gran mayoría acuda a las urnas, a su favor.

Aunque el abstencionismo ha sido un factor a vencer en cada elección, no se puede dejar de lado que las condiciones del nuevo proceso serán diferentes a causa de la pandemia por la enfermedad del Covid-19.

¿Cómo influirá esta situación en el ánimo del electorado hacia junio de 2021?

Es una incógnita, en verdad, pero los partidos políticos y candidatos tienen que estar preparados para enfrentar las nuevas condiciones, que de seguro incluirá la ausencia de grandes concentraciones de personas para un evento de campaña.

Según se ha comportado el electorado sonorense en los últimos años, la tendencia siempre ha sido a castigar al PRI con el voto al PAN. Pero en 2018, el castigo a ambos partidos se derivó hacia Morena, aunque no necesariamente el voto sea hacia una ideología de izquierda sino que el candidato de ese partido, Andrés Manuel López Obrador representó en su momento una esperanza de cambio.

Lo que haya pasado después de su victoria, es otra historia que aún estamos viviendo y que tiene sus adeptos, pero aparentemente el número de detractores va en ascenso.

Generalmente, el voto de los sonorenses tiende a irse hacia la derecha representada por el PAN, que no es un partido de masas, pero tiene suvoto duro”, muchas veces flexible, y se ha hablado incluso de elecciones manipuladas para hacer ganar al PRI a toda costa, como en 1985 cuando Rodolfo Félix Valdés venció a Adalberto Rosas López en un cuestionado desenlace.

Hay algunos estudios de elecciones en los que se demuestra quelos seccionales que siempre votan por el PRI para candidato a Gobernador (62.2 por ciento con 196 secciones) son mucho más que aquellos que votan constantemente por el PAN (37.8 por ciento con 119 secciones).

Poco más de la mitad de los seccionales de voto duro para el PRI (60.0 por ciento) se concentran en Cajeme (20.9 por ciento), Hermosillo (14.8 por ciento), Etchojoa (7.7 por ciento), Huatabampo (6.1 por ciento), Benito Juárez (5.1 por ciento) y Navojoa (5.1 por ciento).

En cambio, el PAN concentra 88.2 por ciento de sus seccionales de voto duro en sólo dos municipios: Hermosillo (66.4 por ciento) y San Luis Río Colorado (21.8 por ciento)”, dice la tesisDeterminantes estructurales del voto en contienda electoral por el Poder Ejecutivo de Sonora (2009 y 2015)”, presentada por Saúl Francisco Rosas Monroy ante el Colegio de Sonora.

Hoy, los electores tienen un panorama incierto sobre cómo votarán en medio de los aspectos sanitarios derivados del coronavirus, pero indudablemente que a esa variable se unirán aspectos como la personalidad de cada candidato, empleo, ingreso per cápita, inflación, en el tema económico, y la inseguridad, narcotráfico, drogadicción, embarazo juvenil, entre otros problemas del orden social.

Son, pues, retos enormes ante los cuales los candidatos tendrán que manifestar mucha imaginación para no solamente hacer ofertas sino, sobre todo, tener resultados desde ya porque Sonora requiere, sin duda, aciertos y no mas experimentos.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx