El mundo al revés

Sociedad e individuo van de la mano; son uno mismo y son un todo. Si mejoramos como personas estaremos mejorando la sociedad

Por: Jesús Huerta Suárez

No es que nos guste sufrir o que seamos egoístas, ignorantes, alcornoques o cómo gustes llamarlo, lo que pasa es que se nos olvida que somos entes sociales con capacidad de razonar y que esta sería la única forma de prosperar en sociedad; olvidamos que una buena vida, una vida que valga la pena vivir es aquella en que aplicamos la razón para superarnos; para ser mejores. No nos damos cuenta que hay que usar la razón para ayudar a los demás y por ende a nosotros mismos. Sociedad e individuo van de la mano; son uno mismo y son un todo. Si mejoramos como personas estaremos automáticamente mejorando la sociedad y si trabajamos en mejorar la sociedad nos estaremos mejorando a nosotros mismos, dicen los estoicos, el punto es que no queremos mejorarnos, o son pocos los que lo están haciendo, de ahí este México cada vez más caótico que estamos viviendo. Estamos viviendo el mundo al revés y ese es el camino más doloroso que a futuro podemos escoger, sí, quizá de momento nos sea hasta divertido condenar la vejez de las personas, hacer genios musicales a tipos como Bad Bunny, escuchar cada vez a más mujeres imitando en su hablar y actuar a los hombres. Es cada vez más común estarnos quejando de los bienes materiales que queremos para sentirnos felices, olvidando cosas tan trascendentes como que, en estos días de tantas muertes, estamos vivos. Estamos sanos. De que en estos días de escasez tenemos qué comer. No notamos nuestra banalidad e indiferencia ni viendo que el mundo anda a la deriva y en peligro de hundirse... ¿Será que somos suicidas en potencia decepcionados de nuestra vida? ¡Es posible!

Se entiende que, cual si fuera un complot de mismo demonio, alguien nos ha hecho creer que lo que estamos haciendo es lo correcto, pero no. Estamos actuando irracionalmente y la tierra, la fauna y la humanidad lo estamos pagando. Epidemias, calentamiento global, guerras, divisiones que se ensanchan entre las naciones, gobiernos decadentes, sonrisas perdidas tras el cubre bocas en un mundo virtual para escapar de la realidad. Estamos dejando los valores a un lado, valores como la búsqueda de la sabiduría, la justicia, el coraje y la disciplina, entre otros, se nos están yendo de las manos y lo que esto es lo que nos está haciendo sufrir, nos tiene viviendo en la oscuridad, en la desesperanza y a un paso de la muerte, lo que es totalmente contrario a lo que la alegría de vivir debe ser. Este es el mundo al revés del que no querrás saber.

Jesushuerta3000@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Noticias Recientes