buscar noticiasbuscar noticias

El Durazno del sur de Sonora

Héctor Manjarrez Rubalcava

(Analista político)

Hace escasas semanas el Congreso del Estado, dirigido por los intereses del poder de la entidad, ha decidido otorgar perdón y olvido a los mandatarios de los dos municipios más saqueados y dañados por cualquier administración: Cajeme y Navojoa.

La sorpresa para muchos fue la complicidad por parte del PRI y MC para seguir solapando el fracaso de gobernabilidad que ha persistido en el sur de Sonora, costando la integridad o la vida de decenas de ciudadanos.

En ese sentido, la falta de intervención en la sociedad es lo que más nos debería de preocupar, ya que no es de gusto de nadie observar cómo en un sistema tan delicado económicamente como lo es el operador de agua en Navojoa, tenga dentro de la nómina a familiares y allegados de la alcaldesa.

Asimismo, el presidente cajemense ante la falta de alguna vez haber tenido poder en sus manos, ha emprendido varias giras a nivel nacional en la búsqueda de mejor resultados para la comunidad cuando en realidad Polanco y los mejores restaurantes de la Ciudad de México no han aportado absolutamente en nada al bienestar de los cajemenses.

Ante ello, valdría la pena cuestionar a los diputados las razones específicas de su negativa hacia ambos juicios políticos, sin rodeos, es decir, que enfrenten con la cara bien en alto al sentir de los gobernados, de lo contrario habrán de empezar a juntar varias maletas para este 2021 decirle adiós al recinto legislativo.

Además, sin contar las distintas acusaciones en contra de los mandatarios, ¿cuál ha sido la transformación para Cajeme y Navojoa durante estos dos años?

Espero que este cuestionamiento no sea etiquetado como un “¿me estás golpeando o qué?”.

Lo ratifico: la cuarta transformación ha sido aniquilada en el sur del estado y el contrapeso que ello pudiera causarle al partido Morena en su intento por buscar la gubernatura tiene nombre y apellido, Sergio Pablo Mariscal Alvarado y Rosario Quintero Borbón.

A su vez, la mayoría de los regidores tanto de la bancada de oposición como del gobierno han sido simuladores de una representación social cuando solo vemos los intereses de algunos en alcanzar un cargo este próximo año o no ser retirados de la jugada, en otras palabras, borregos y lambiscones.

Es por ello por lo que debe hacerse un categórico llamado a la ciudadanía que no solamente la persona que encabezará un proyecto será el que gobernará al alcanzar el poder sino que, de contar con este tipo de personas a su alrededor, será un claro ejemplo de los intereses de dicho grupo.

 ¿A poco Bejarano no nos dejó un mal sabor de boca de AMLO?, ¿Será Mariscal y Quintero el dolor de cabeza del próximo candidato a la gubernatura?

Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella”: Joan Báez.