buscar noticiasbuscar noticias

Eduardo Estrella Acedo: un ciudadano distinguido de Cajeme

Historias por Contar

El pasado 23 de enero, el licenciado Eduardo Estrella Acedo, ex presidente municipal de Cajeme cumplió 88 años, pues nació el año 1933. A esta edad, se convierte en el ex presidente más longevo de Cajeme, con apenas dos meses más de edad que Sergio Gastélum de la Vega, que nació el 12 de noviembre de 1933.

Estrella Acedo cubrió el periodo de septiembre de 1979 a septiembre de 1982, y llegó a alcaldía cuando tenía 49 años y sería el alcalde número 44 de la historia del Municipio.

Se considera el segundo presidente municipal nativo del Municipio de Cajeme y de Ciudad Obregón. El primero fue su antecesor, ingeniero Adalberto Rosas López.

Nació en la casa ubicada en Calles No Reelección y Durango, esquina sur poniente. Sus padres fueron Mercedes Acedo Romero y Luis Estrella Vivian.

En 1938, su padre, que hablaba y escribía a la perfección el idioma inglés, fue contratado por la Empresa Richardson, que en ese tiempo tenía sus oficinas en lo que ahora es el Club de Golf de Esperanza, por ello fueron a vivir a esa Comisaria. Ahí cursó estudios primarios en la Escuela Francisco. I. Madero y los estudios de secundaria en Escuela Rufo E. Vitela.

Al terminar la secundaria se trasladó Hermosillo a estudiar la preparatoria, ya que este nivel no existía en Ciudad Obregón. Después viajó a la Ciudad de México, ingresando a la Universidad Autónoma de México, donde se graduó de licenciado en Derecho en 1955.

Terminando sus estudios de derecho regresó a Ciudad Obregón, donde ejerció su actividad como litigante y para 1956 se encontraba ya ejerciendo la profesión de maestro en la Escuela Justo Sierra, antecedente de lo que hoy es Instituto Tecnológico de Sonora, actividad que ejerció hasta el año de 1979.

Durante el periodo de 1955 a 1958, estando al frente del Ayuntamiento de Cajeme el señor René Gándara Romo, prestó sus servicios como asesor jurídico.

Al crearse el Instituto Tecnológico de Sonora, como preparatoria fue nombrado primer director. Al lograr la categoría de universidad, fue su primer rector, periodo durante el cual la institución logró alcanzar su autonomía.

El 30 de septiembre de 1979 dejó la rectoría de la máxima casa de estudios de Ciudad Obregón, para desempeñar el cargo de secretario de Gobierno con el doctor Samuel Ocaña García, que había resultado electo gobernador del Estado.

En 1979, para renovar los poderes municipales, representando al Partido Revolucionario Institucional contendió contra Pablo Ávila Castro, del Partido Acción Nacional.

Ganó las elecciones sucediendo en el Gobierno Municipal a Adalberto Rosas López.

Fue un triunfo muy discutido y cuestionado, pero al final estuvo fincado en el reconocimiento del propio Partido Acción Nacional.

Las elecciones se llevaron a cabo el día 5 de julio, acudieron a las urnas más de 60,000 votantes. Después de varios días de disputas entre las fracciones del PAN y el PRI, se computaron 29,660 votos para el PRI y 25,600 para el PAN.

Dadas las inconformidades por este resultado se efectuó un nuevo conteo el 30 de julio. De acuerdo al cómputo de casilla por casilla, de voto por voto y ante la presencia del Notario Público José Tomás Guerra Beltrán, al terminar el escrutinio los resultados arrojaron 30,806 votos para Estrella Acedo y 26,593 para Pablo César Ávila Castro.

En su administración se crea el departamento de comunicación, con el objeto de que éste se encargara de resaltar el trabajo del Ayuntamiento y que a través de él se atendiera a la prensa; ese departamento quedó a cargo del periodista Francisco González Bolón, fungiendo como director de Comunicación, teniendo como fotógrafo oficial a Ramón Alejandro Mena Ortega. Es decir, este departamento lo formaban dos personas.

Se crea el Tianguis de Cajeme, siendo su formador el señor Felipe Ortega, subdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor. Este tianguis tuvo su origen en la Plaza Zaragoza.

Fue impulsor de la creación e instalación de varias estatuas en la ciudad, unas para resaltar parte de la historia nacional y otras para resaltar la historia municipal.

Entre estas se encuentra la estatua del general Lázaro Cárdenas en la Plaza 18 de Marzo. A la inauguración a ese evento asistieron el doctor Samuel Ocaña García, gobernador del Estado, ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Doña Amalia Solórzano. La inauguración fue el 6 de enero de 1983.

Esta estatua fue construida por aportaciones de los Ejidos del Valle del Yaqui.

Se formaliza el Parque de los Pioneros, en el lugar donde había estado desde el año 1942 el Hospital Municipal de Ciudad Obregón.

Este parque se crea en honor a todos aquellos Pioneros del Valle del Yaqui y en especial al señor Carlos Conant Maldonado, personaje del cual Eduardo Estrella es un fiel admirador.

Se construyeron e instalaron también los monumentos a Tetabiate y a Cajeme, en las salidas sur y norte de la ciudad, tal como si fueran centinelas permanentes de ella. También se inaugura el Museo de los Yaquis, en la Biblioteca Pública.

Fue fuerte impulsor de la educación. Bajo su administración se edificaron las escuelas preparatorias Cebatis No. 38; Cebatis 168, preparatoria Epuco, Cecaty, también la Escuela Secundaria Técnica Industrial No. 53, en la Comisaría de Providencia.

De acuerdo a informe de su Gobierno, en promedio, dentro de su administración se crearon en el Municipio un aula cada tres días.

Se llevó a cabo el programa de construcción de banquetas, tanto en las colonias como en las calles céntricas de la ciudad, con lo que se dio una mejor imagen, tanto de las viviendas como de la ciudad en su conjunto.

Bajo su administración se llevaron a cabo elecciones municipales, en las que contendieron por parte del Partido Revolucionario Institucional, el licenciado Sostenes Valenzuela Miller; por parte de Partido Acción Nacional, licenciado Javier Castelo Parada. Las elecciones fueron ganadas por el Partido Revolucionario Institucional. De nuevo se daba la alternancia.

En su mandato se realizaron 57 juntas de cabildo, donde se trataron 290 acuerdos.

Cajeme cuenta entre sus personajes distinguidos, al licenciado Eduardo Estrella Acedo. Dr. Oscar Russo Vogel e ingeniero Adalberto Rosas López.

Quizá cada uno de ellos haya caminado por senderos diferentes en torno a cuestiones políticas, lo cierto es que los tres antepusieron el bien común a las de sus intereses particulares, a favor de la sociedad Cajemense, siendo el Itson como Universidad, donde los tres tienen notable participación y del que cajemenses, sonorenses y de otros estados de la República, somos muchos los que a través de él hemos logrado obtener un grado universitario.

Dos fueron rectores y uno presidente del patronato y los tres gobernaron el Municipio de Cajeme, dos de ellos en forma sucesiva, de 1979 a 1985.

El licenciado Eduardo Estrella Acedo, en cuanto a sus relaciones con el ingeniero Adalberto Rosas López, dijo: Si bien es cierto no fueron muy amistosas, tampoco dejaron de serlo, es decir, siempre fueron cordiales: lo saludé y platiqué con el poco tiempo antes de su muerte. Al ingeniero Adalberto Rosas siempre lo reconocí como un buen hombre, que supo darle el trato a la gente por eso siempre la tuvo de su lado.

Al sostener amena y cordial platica en sus oficinas, llenas estas de recuerdos, fotos, diplomas y reconocimientos, siempre tiene palabras de agradecimientos y buenas intenciones para los alcaldes que le antecedieron y los que han estado después de que el terminó sus gestiones. Pero pese a todo, manifiesta con su voz clara y cargada de recuerdos: Hay algo que me dolió, me duele y me dolerá toda la vida, esto es –dice-, al terminar mi gestión como alcalde de Cajeme, solicité volver al Itson, a seguir impartiendo clases, pero el rector, Óscar Russo, a través de un emisario, me mandó su respuesta... No me permitió seguir dando clases.

Tal vez al licenciado Eduardo Estrella, el Itson le deba más que su nombre a una de sus aulas.