buscar noticiasbuscar noticias

Desafuero

Saúl Huerta enfrentará el juicio penal como cualquier ciudadano

Acusado de violación equiparada y abuso sexual en contra de un menor de edad, el aún diputado Benjamín Saúl Huerta Corona enfrentará ahora como cualquier ciudadano un juicio penal, ya que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer desaforarlo.

La enorme losa que representaba la opinión pública hacia los procedimientos de los legisladores federales, sobre todo los de Morena que con una y mil argucias intentaban que este tema no se tocara, finalmente hizo que se procediera contra el diputado, a quien, por otro lado, será difícil localizar ahora pues se habla de que ya emprendió la huida.

Desafuero
PUBLICIDAD

Hasta el momento, pareciera que sí se va a proceder contra el legislador porque los familiares de la víctima lograron poner el tema en la mesa de discusiones de tal manera que han desbaratado cualquier intento por protegerlo.

PUBLICIDAD

Claro, siempre hay formas de evadir la justicia, sobre todo de parte de los políticos mexicanos que, por mas morenistas que sean, no son lo santos que dicen ser sino seres humanos que están expuestos a cometer pecados o, en términos terrestres, delitos de diversa índole.

Una de esas vías para que el legislador no pague por sus fechorías podría ser la de la integración desaseada de la carpeta de investigación, de tal manera que hasta un abogado novel pueda sacarlo del apuro o, más bien, de la cárcel.

Hay tanta indecencia en la relación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial que ya no se cree en muchos de los jueces, pues pudieran prestarse a torceduras legales que libren de pecado a un casi ex diputado que pudiera tener relaciones con las altas esferas del poder y aferrarse a ellas para sobrevivir.

No hay duda, de acuerdo con Laura Angelina Borbolla Moreno, coordinadora de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas en la Fiscalía de la Ciudad de México, que en cada uno de los eventos que le son atribuidos a Huerta Corona “aprovechó la relación de confianza que generó con las víctimas, refiriéndoles incluso a los padres de los ofendidos que cuidaría de ellos, y la del encargo como diputado federal, ya que les ofreció que le acompañaran a la Ciudad de México”.

Por su parte, Pablo Gómez, presidente de la Sección Instructora en San Lázaro, aseguró que la solicitud de procedencia no es un asunto de la competencia legislativa o de control político del Congreso, sino una respuesta a la solicitud presentada por el Ministerio Público.

 “El abogado dijo que no debe existir en este procedimiento propósito político alguno, y tiene razón, puesto que el fuero no es para darle impunidad a los servidores públicos de alto rango, no debe ser motivo para que se goce o se pueda evadir la acción de la justicia”.

Hasta el momento, en las ocasiones que ha tenido para defenderse, el diputado no ha podido entregar pruebas para demostrar su inocencia, lo cual le agrega mas razones para pensar en que sí está involucrado en los delitos que se le imputan.

Según se ha escrito y dicho ya mucho en los medios de comunicación y otras vías, el pasado 21 de abril, Huerta Corona fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México en un hotel de la alcaldía Cuauhtémoc, por presuntamente haber realizado tocamientos a un menor de 15 años, pero fue liberado por tener fuero.

En su momento él defendió que las autoridades lo dejaron en libertad porque no encontraron pruebas que lo inculparan, pero la Fiscalía capitalina mantuvo la investigación en su contra.

El pasado 5 de agosto, el grupo de abogados que lo representa, Castillo & Asociados, aseguró que el legislador no se está escondiendo y no tiene trato privilegiado.

Pues por lo pronto el desafuero ya es prácticamente un hecho. Ahora hace falta ver que la justicia sea una realidad y no una simulación más como se acostumbra desde el poder.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx


PUBLICIDAD