buscar noticiasbuscar noticias

Cómo alcanzar el desarrollo regional

Pocas veces se ha planteado el impulso regional fuera de la esfera política, que permita que los planes y programas se lleven a feliz término, porque siempre se atraviesa un criterio político que hace que el avance que se podría presentar en una región se vea pospuesto por algún tema que no tiene nada que ver con un mejor proyecto.

Y siempre ha sucedido de esa manera, aunque se quiera pensar que no ha sido nunca así, porque el reconocimiento de la situación que hoy impera, hace que lo indicado es una verdad que permanece hasta el tiempo presente, porque además de los recursos económicos que son básicos en la transformación económica de una región.

 Porque la mayoría de las veces los libritos de la política, han hecho que las condiciones en que se encuentran las regiones del Estado de Sonora, se vean con un subdesarrollo dibujado en los mejores libros de los escritores mexicanos que hablan del México de antes, porque no permiten su desarrollo.

Las muestras que se dan en algunos municipios del estado, de que no están preparados para impulsar el desarrollo de largo plazo, son cada vez más contundentes, porque muchas veces desafortunadamente la visión llega hasta lo que es el periodo de gobierno y eso no es suficiente.

Aunque ahora el Instituto Nacional del Federalismo indique ahora que los planes se deben de proyectar a treinta años, parecería que no todos los municipios están en ese carril de entendimiento, para lograr asegurar un mejor futuro para sus sociedades, donde la satisfacción de sus necesidades básicas, sea asunto irreductible y sus objetivos esté dirigido al bienestar de todos.

Difícilmente se podrá hablar de desarrollo económico en una región, si para ello no se cuenta con un plan de desarrollo debidamente integrado, donde la forma de participar de la inversión privada y el gobierno en sus tres niveles no esté debidamente establecida.

Porque si no es así, será más tardado el tiempo que se utilice para cambiarle la fisonomía económica y social de la región y eso en estos tiempos es lo que menos se debe de hacer, no se pueden hacer planes en las rodillas por que la sociedad no es momentánea.

Muchas veces se ha considerado de forma plena, que el desarrollo de una región va a venir del gobierno, ya sea federal, estatal y a veces municipal y eso es una ilusión que no siempre se llega a dar en la realidad.

El impulso y el avance de una región tiene que partir de planteamientos establecidos por la sociedad y que se deben de apoyar por los tres niveles de gobierno, con los instrumentos con que cuenta para poder hacer realidad este propósito, porque de otra forma no será posible.

Y menos ahora cuando las condiciones de cómo será el funcionamiento de muchas actividades de gobierno serán diferentes y lo hecho, así como la costumbre del pasado, solo quedará el recuerdo como tantas cosas.

Ahora lo que hay que hacer, es dar un paso hacia adelante para indicar que es lo que se quiere desde el punto de vista productivo y a partir de ahí solicitar a las instituciones de gobierno su apoyo, que viéndolo de esta manera, el punto de partida es diferente a como se ha acostumbrado desde siempre.

Porque no se puede hablar de desarrollo regional cuando no se ha hecho la preparación de un parque industrial o un área urbanizada para establecer lo que podría ser la atracción de inversión nacional o extranjera o tampoco decir que lo que sobra es terreno y se puede construir la infraestructura necesaria si existe el interés de invertir.

La importancia de la planeación urbana y económica de una región, se realiza con horizontes amplios de crecimiento a partir de planes y programas a realizar en el que se le irán haciendo ajustes por los cambios de gobierno a los cambios, pero sin perder la perspectiva de lo que realmente quiere la sociedad, porque la transformación económica y social, no vendrá de una oficina de gobierno, sino de lo marque el interés de sus habitantes.

DEL ESCRITORIO

Aunque se vea de lejos, los números que hoy presenta la economía mexicana, desde hace mucho tiempo no se presentaban y menos en una situación como la que hoy se vive, producto de la emergencia sanitaria y solo basta ver dos indicadores muy importantes en la vida económica de una país y estos son, la paridad peso-dólar y el nivel de la inflación, porque sin quitarle ni ponerle, son años en que estos indicadores no estaban así…Lo comenta el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, que la próxima semana será el anuncio del próximo paquete de inversiones en infraestructura, que alcanzara un monto de inversión de $461 884 millones, lo que viene a ser algo así, como el 2% del Producto Interno Bruto, lo cual representa una cantidad inédita en la inversión privada en el país...Para los que están preocupados, por el cambio de gobierno de Estados Unidos, es importante considerar que este país es uno solo siempre, lo diferente es la forma de hacer gobierno.