buscar noticiasbuscar noticias

Clase media

En la última década la clase media disminuyó en México, sobre todo después de contraerse abruptamenteentre los años 2018 y 2020

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó hace unos días los resultados de una investigación respecto a la cuantificación de la clase media en México de 2010 al 2020.

Es importante aclarar que la institución no solamente estratificó a la clase media con base en los ingresos, sino también por rubros de gasto, ya que estos pueden ser un punto de convergencia para el análisis económico y sociológico.

Clase media
PUBLICIDAD

Es importante aclarar que la institución no solamente estratificó a la clase media con base en los ingresos, sino también por rubros de gasto, ya que estos pueden ser un punto de convergencia para el análisis económico y sociológico.

PUBLICIDAD

En el documento, el Inegi advierte que de 2018 a 2020 la población de clase media en México bajó de 53.5 millones de personas a sólo 47.2 millones, lo que significa una reducción del 11.8%.

En contraste, la población de clase baja creció en el mismo lapso de 69.8 a 78.5 millones, es decir, tuvo un incremento de 8.2%, mientras que la clase alta se desplomó de 1.8 a sólo 1.0 millón de personas, una caída del 44.4%.

Como porcentaje de la población total en México, la clase media en 2010 abarcaba un 39.2%, mientras que para 2018 había crecido a 42.2%, pero en 2020 se desplomó a 37.2%, por debajo de los niveles de 10 años atrás.

En el caso de la clase baja, en 2010 representaba el 59.1% de la población en el país, mientras que en 2018 descendió a 55.8% y para 2020 repuntó a 62.0%. En tanto, la clase alta en los mismos años inició en 1.7%, luego descendió a 1.5% y finalmente disminuyó a 0.8% de la población total.

Es innegable que la pandemia tuvo un claro impacto en el nivel de ingreso y gasto de los hogares de clase media, no obstante, es importante recordar que desde 2018 la economía nacional ya mostraba signos de desaceleración y de hecho comenzó a contraerse desde 2019.

Por otra parte, el gasto de Gobierno destinado al desarrollo económico y social comenzó a verse impactado desde 2015 con la caída de la producción petrolera del país y la baja en los precios internacionales del crudo.

De acuerdo con la investigación del Inegi, en 2020, los estados con mayor proporción de población en clase media son: Ciudad de México con 58.9%, Colima 54.6%, Jalisco 53.6%, Baja California 53.1% y Sonora con 51.9%.

En contraste, los estados con menor clase media como porcentaje de su población total son: Tlaxcala con 33.6%, Puebla 31.6%, Oaxaca 25.6%, Guerrero 24.0% y Chiapas 19.5%.

Con estos datos, podemos concluir que los estados que cuentan con una clase media fuerte y robustason también lo que tienen mayores niveles de desarrollo y crecimiento económico y, por lo tanto, menores niveles de pobreza, desigualdad y carencias sociales.

Finalmente, la investigación de Inegi revela que en los hogares de clase mediael promedio de integrantes es de 3.1, cuentan con 11.2 años de escolaridad y el 51.2% tiene al menos un adulto con educación de nivel superior. En su caso, el ingreso promedio mensual es de 22 mil 297 pesos.

En contraste, en los hogares de clase baja hay 3.9 integrantes, tienen 8.2 años de escolaridad y apenas el 18.6% cuenta con un adulto con educación superior. En estos hogares, el ingreso promedio es de 11 mil 343 pesos, sumando lo obtenido por todos sus integrantes.

Estos últimos datos lo que nos dicen es que si queremos que nuestro país avance a mediano y largo plazo, la clave está en la educación, no sólo con una mayor cobertura, sino también con una mejor calidad en la enseñanza.

Adicionalmente, es indispensable garantizar el acceso a la conectividad y las tecnologías de la información,además delos servicios de salud, donde por cierto retrocedimos notablemente en los últimos dos años al desaparecer el Seguro Popular.


PUBLICIDAD