buscar noticiasbuscar noticias

A 92 años de la constitución del Municipio de Cajeme Río Yaqui

Historias por contar

El primero de enero de 1928 se escribía un capítulo más en la historia del pueblo de Cajeme. Dejaba de ser comisaría para constituirse como Municipio. La influencia del Caudillo Revolucionario, General Álvaro Obregón, se dejaba sentir.

El cronista José Escobar Zavala cuenta que el señor Constancio Lugo Medina, empleado del Gobierno del Estado, fungió como propio para traer de Hermosillo y entregarle en los días primeros de diciembre a Ignacio Ruiz, comisario del pueblo, en las oficinas de esta comisaría, el decreto Número 16 firmado por el General Fausto Topete Almada, Gobernador, y por el Secretario de Gobierno J.G. Lizárraga, en donde se erigía al Pueblo de Cajeme, como Municipio y donde se señalaba a él, Ignacio Ruiz, como primer presidente municipal, además de todo el cuerpo edilicio.

La comisaría de Cajeme se ubicaba en Calle Hidalgo y Jalisco, donde hoy se encuentran las oficinas del IMSS.

Ignacio Ruiz Armenta, nació en el Pueblo de Cócorit, donde vivió su niñez y su juventud. Desde muy joven se integró al cuerpo de policía montada de ese Municipio; al alcanzar el pueblo de Cajeme la categoría de Delegación, se le designó como policía del pueblo, luego sería el delegado de policía, prestando también los servicios de recaudador de rentas.

Más tarde es elegido comisario en elecciones donde contendió contra Ruperto Duarte.

Para esas fechas ya era hombre de confianza del General Obregón.

Al momento de decretarse que el pueblo de Cajeme se convirtiera en Municipio, estaba en funciones la XXIX legislatura del Estado de Sonora y en ella fungían como diputados por el Distrito VIII de Cócorit, al cual pertenecía esta Comisaría, los señores Alberto F. Moreno y Juan Adolfo Schraidt, ambos amigos y colaboradores del General Álvaro Obregón.

El cuerpo de regidores que lo acompañaría en este trance de la historia de Cajeme fueron: Joaquín R. Ybarra, Ignacio Mondaca, Francisco Rodríguez, Carlos Mizques, Eduardo Gaxiola y Alejandro Méndez Limón. El mayor de ellos, Eduardo Gaxiola y el menor Alejandro Méndez, que contaba con veinte años de edad.

Joaquín R. Ybarra, había sido Vicepresidente de la primera Cámara de Comercio de Cócorit y Vicepresidente del Club Cajeme, además de ser el Gerente de Almacenes Arturo Morales; también en 1926 había formado parte de la Junta de Mejoras Moral Cívico y Material.

Ignacio Mondaca, Carlos Mizques y Alejandro Méndez, habían sido compañeros de trabajo en Molinos Arroceros del Noroeste.

Francisco Rodríguez tenía por actividad tenedor de libros en las empresas del General Obregón.

Carlos Mizques otorgó el primer trabajo, en las obras de construcción del Molino Arrocero Sonorense a Alejandro Méndez a su llegada a Cajeme, cuando él se desempeñaba como como mayordomo de esa obra.

Eduardo Gaxiola, el de más edad, era socio de varias de las empresas del General Álvaro Obregón y administrador en la mayor parte de sus negocios. Fue quien construyó los edificios donde el General Obregón tenía sus empresas y sería quien construyó el edificio de la primera iglesia de la ciudad, que después sería la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús. También contaba en su historial haber sido diputado en la XIV Legislatura del Estado de Sonora, por el Distrito de Guaymas, en el bienio 1893-1895.

Entre sus principales colaboradores figuraron: Salvador Tizcareño, secretario del Ayuntamiento; Ramón Zavala, tesorero; Pedro Limón, Oficial Primero de Hacienda; Filemón G. Manríquez, Comandante de Policía, y Serapio Peralta, Alcalde de la Cárcel Pública.

En sus inicios, el Municipio de Cajeme contaba con alrededor de 8,000 habitantes,

Armenta Ruiz, fue alcalde del municipio de Cajeme Río Yaqui por tiempo menor de nueve meses.

En 1923 la XXVI Legislatura modifica la constitución del Estado, donde se determina que las administraciones municipales serían de dos años. En diciembre de 1926 se vuelve a reformar, se especifica que los presidentes municipales serian electos mediante elección popular directa y durarían en su cargo un año.

La administración donde Ruiz Armenta fue designado alcalde terminaría en 16 de septiembre de 1929. Su función de alcalde terminó el 16 de septiembre de 1928.

La toma de protesta del nuevo Cabildo fue tomada por el diputado Alberto F. Molina en representación del gobernador y se llevó a cabo en un local de madera y lamina, que previamente habían rentado como domicilio del ayuntamiento, ubicado en calle Durazno entre Guerrero e Hidalgo.

A la puesta en marcha del H. Ayuntamiento de Cajeme, Río Yaqui, no estuvieron presentes ni el General Álvaro Obregón, ni el General Fausto Topete.

La primera sesión del Cabildo se llevó a cabo el primero de enero de 1928 y nada más fue para la instalación del nuevo Ayuntamiento.

Es de observarse en la primera acta de cabildo, que quizá debido al nerviosismo de quien la transcribía, en este caso el Sr. Pedro Limón, la hora que se asienta el inicio de la sesión es la misma de la terminación de esta, es decir las doce horas, en donde ninguno de los que intervinieron en ella repararon en este dato.

La segunda sesión se realizó el día 3 de enero de 1928, iniciando a las 21:00 horas, en ella se tomaron siete acuerdos. El primero, su texto dice:

Dígase al señor Asunción Pesqueira. Notario Público número once, con residencia en este lugar que mientras el Plan de Propios y Arbitrios de este Ayuntamiento es aprobado en el H. Congreso del Estado, hace suyo en todas sus partes, para los efectos de los pagos correspondientes el que actualmente rige en la municipalidad de Cócorit. Telegrama del Diputado Agustín A. Gutiérrez, felicitando a este cuerpo, por haberle cabido el honor de ser el primer Ayuntamiento de este Municipio.

La Primera administración del Ayuntamiento de Cajeme Río Yaqui, terminaría el 16 de septiembre de 1929.

El mandato de Ruiz Armenta terminó el 16 de septiembre y toma su lugar Joaquín R. Ybarra quien debería cubrir el periodo hasta el 16 de septiembre del 1929; Joaquín R. Ybarra permanece en el poder solo un día y entra en su relevo el 17 de septiembre, Ignacio Mondaca.

El asesinato del General Álvaro Obregón, derivo la aparición del Movimiento de Renovación que tenía como objetivo el desconocimiento de Emilio Portes Gil como Presidente de México y evitar que el General Plutarco Elías Calles impusiera sucesor en la persona de Pascual Ortiz Rubio y colocar ellos al General José Gonzalo Escobar.

En el Movimiento de Renovación se ven inmerso en forma circunstancial y obligada los miembros de la Comuna de Cajeme, acto que sería de fatales consecuencias; propició el desconocimiento del cabildo por el General Plutarco Elías Calles y estuvieron a punto de ser fusilados el alcalde Ignacio Mondaca y Alejandro Méndez. El General Calles impondría también como alcalde al Coronel Gustavo Dolores Cuevas.

En esta primera administración de solo veintiún meses fungieron cuatro alcaldes.

El Ayuntamiento de Cajeme Río Yaqui, durante sus primeros veintiún años fue itinerante, teniendo en este tiempo cuatro domicilios, en todos ellos pagando renta. A través de los esfuerzos de los alcaldes Profesor Heriberto Salazar y Vicente Padilla, se construye el edifico con que cuenta el Municipio de Cajeme que fue inaugurado el 31 de diciembre de 1949, por el General Miguel Guerrero Verduzco

A 92 años de la constitución del Ayuntamiento y a 71 de la construcción del Palacio Municipal de Cajeme, ninguno de los alcaldes ha valorado el esfuerzo para la construcción de este edificio, el cual debe contemplarse como uno de los escasos activos de valor histórico con que cuenta. Tal vez para ellos no ha alcanzado ni ameritado considerarlo dentro del calendario cívico municipal como lo hacen, por ejemplo con algunos parques y jardines.

Es cuestión de criterios.