buscar noticiasbuscar noticias

Venden a su hija de 10 años para sobrevivir

Los padres no tenían para comprar alimento, por lo que decidieron vender a la pequeña a un hombre adulto para que sus demás hijos tuvieran qué comer

 Tras el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán, tras décadas de un conflicto armado en el que los talibanes tomaron el poder, la situación para la familia de Amina, una niña de 10 años, empeoró, pues aunque su vida no era del todo buena, se tornó sumamente difícil, llegando al punto límite en el que los padres no tuvieron otra alternativa mas que casar a su pequeña hija con un hombre mayor a cambio de dinero, para que sus demás hijos pudieran sobrevivir.

Venden a su hija de 10 años para sobrevivir

El padre de la menor reveló que no tenían para darle de comer a sus hijos y junto con su esposa tomó la decisión más difícil de sus vidas, una en la que nunca habían pensado, y resolvieron que si vendían a su hija, sus demás pequeños tendrían qué comer.

El padre de Amina es un agricultor que se quedó sin empleo cuando el Gobierno facto tomó Kabul, y su madre se dedica al hogar y al cuidado de sus seis hijos, además, está embarazada. Amina es la mayor de las tres hijas mujeres del matrimonio y ninguna asistía a la escuela.


La pequeña nació en la provincia de Badghis, cuando la familia gozaba de buena estabilidad económica, ya que el padre tenía un trabajo que le permitía brindar lo necesario para que nunca faltara el alimento en su mesa y llevar una vida digna.

Cuando Amina tenía dos años, comenzó desmoronarse la economía de su familia ante el impacto de la guerra, por lo que se vieron obligados a migrar a otro lugar del país; sin embargo, con el correr del tiempo la crisis se agravó, por lo que el padre de familia decidió vender su casa y otras propiedades para pagar sus deudas y se mudaron a un campo de refugiados, que sería su nuevo hogar.

Sin embargo, ese lugar estaba lejos de ser un refugio acogedor, ya que era una pequeña habitación en la que todos vivían amontonados y dormían en el piso, solo sobre una alfombra; no tenían acceso a sistemas de salud ni educación para los niños.

"A veces comíamos una sola vez al día, otras dos, y otras veces pasábamos días sin probar alimentos. Buscábamos comida en la basura ", confesó la madre de familia.

La vida se tornó desesperante, sin futuro, en la extrema pobreza, con sus hijos muriendo de hambre y encontrar un nuevo empleo era imposible, debido a la difícil situación que sumergió al país y la elevada edad del padre de Amina.

Los padres de la menor enfrentaron la única opción que veían posible para solucionar un poco la dura situación por la que pasaban: debían casar a Amina, su esposo sería un joven de 21 años, que trabajaba en Irán y podría darle una mejor calidad de vida a la pequeña y ellos tendrían el dinero para solucionar por un tiempo la situación de sus demás hijos.

"No queríamos venderla, lloramos desconsoladamente, pero teníamos que hacerlo. Amina estaba muy triste con la situación", reveló su mamá.

AMINA ES RESCATADA

Sin embargo, la organización humanitaria Yoo Young To Wed (Muy joven para casarse), quienes luchan por terminar con los matrimonios infantiles, encontraron a Amina gracias a un reporte de France 24, justo antes de que la familia del futuro esposo terminara con los pagos acordados.

La familia fue trasladada a un departamento en Herat, donde les brindan alimento, atención médica, trabajo al padre y educación a los niños, incluida Amina, quien sueña con estudiar y ser doctora o maestra.

imagen-cuerpo