buscar noticiasbuscar noticias

Regaña a su mamá por andar de criticona de su nuera

La respuesta del joven a su madre, fue honesta; el argumento que le dio a su progenitora la dejó más tranquila

Un joven inglés le dio a su madre una respetuosa, pero al fin llamada de atención, luego de que la señora fuera de visita y le comentara que la casa estaba sucia.

El hombre que le dio la "lección" a su madre y luego la compartió en redes, es el inglés Clint Edwards, de 35 años de edad, quien después de la observación, buscó la manera de responderle a su progenitora, sin ofenderla.

Regaña a su mamá por andar de criticona de su nuera
PUBLICIDAD

El hombre que le dio la "lección" a su madre y luego la compartió en redes, es el inglés Clint Edwards, de 35 años de edad, quien después de la observación, buscó la manera de responderle a su progenitora, sin ofenderla.

PUBLICIDAD

Él y su esposa tiene dos niñas pequeñas, y creó un blog enfocado en padres primerizos, en el que cuenta las aventuras que conlleva tanto el matrimonio, como la paternidad.

De acuerdo con Edwards, su madre fue a visitarlos, y al llegar, como toda madre que siempre procura el bien a sus hijos, observó que la casa estaba desarreglada.

"Era sábado. Estaba lavando platos. Sinceramente, no sabía qué decir. Ella se había dado cuenta que nuestra casa estaba desordenada y preguntó: '¿No te molesta que Mel no mantenga una casa más limpia?'", escribió.

Al escuchar la pregunta de su mamá, al inicio el hombre de familia no supo qué conestar, pues era lo difícil para él, pero estuvo pensando mucho cómo responderle a su madre, sin hacerla sentir mal, pero a la vez respaldando a la mujer que eligió como esposa.

imagen-cuerpo

Y se cuestionó si la pregunta de su mamá era mal intencionado o simple curiosidad; y es que en la época de su progenitora las cosas eran distintas, y en la actualidad a veces ambos esposos deben trabajar para llevar el sustento y compartir los deberes de la casa y las responsabilidades con los hijos.

Después de unos segundos de estarle dando vueltas al asunto, el joven le dio a su madre una respuesta que, al inicio no sabía cómo tomaría.

"No me metí en este matrimonio por una casa limpia. Estoy aquí porque ella parecía ser alguien con podría pasar mi vida", le expresó. Ante esto su madre respondió.

Así, con honestidad, pero sin ser irrespetuoso, le dijo a su madre que el matrimonio era de él y su mujer, por lo que al escucharlo, la madre quedó satisfecha y le contestó:

"Bueno, eso probablemente sea más importante que una casa limpia".


PUBLICIDAD