buscar noticiasbuscar noticias

Niño se dispara en la cabeza mientras su madre fumaba mariguana

El pequeño estaba sentado en el asiento trasero de un auto cuando tomó el arma de su papá y se dio un tiro en la cabeza

Un niño de cuatro años murió a causa de un disparo accidental en la frente luego de que encontrara el arma de su padre dentro de un automóvil, donde su madre y otro adulto fumaban mariguana; los hechos ocurrieron en Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos.

El pequeño Jarion Walker se encontraba sentado en la parte trasera del vehículo con sus dos hermanos de 22 meses y un año de edad, cuando halló la pistola debajo del asiento.

Niño se dispara en la cabeza mientras su madre fumaba mariguana
PUBLICIDAD

El pequeño Jarion Walker se encontraba sentado en la parte trasera del vehículo con sus dos hermanos de 22 meses y un año de edad, cuando halló la pistola debajo del asiento.

PUBLICIDAD

Jarion se apuntó en la frente con el arma y jaló el gatillo; su madre y la otra persona escucharon el disparo y de inmediato llevaron al niño a un hospital, donde fue declarado muerto.

Según las autoridades, en un inicio se pensó que Jarion había muerto luego de que uno de los menores o algún adulto accionara el arma, ya que la herida de bala parecía estar en la parte posterior de su cabeza.

"No pensamos que fuera posible que un niño de cuatro años manipulara un arma para poder dispararla en el ángulo por el que entró la bala", declararon.

El forense de Jefferson Parish, Gerry Cvitanovich, dio a conocer que era "una herida de contacto en la frente, justo encima de la ceja derecha".

Hasta el momento, la Policía no ha llevado a cabo ningún arresto, ya que el agente dijo que no lo consideró apropiado debido a que la familia está en duelo por la muerte de Jarion.


PUBLICIDAD