;
buscar noticiasbuscar noticias

Muere Benedicto XVI

El papa emérito tenía 95 años de edad y desde el pasado 28 de diciembre se había dado a conocer su estado de salud como grave

Este día 31 de diciembre dejó de existir Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, quien tras su renuncia al máximo grado del clérigo en 2013 se convirtió en papa emérito.

Muere Benedicto XVI

Desde el pasado miércoles 28, el papa Francisco había anunciado que la salud de Benedicto XVI estaba muy deteriorada, por lo que pidió oraciones para él.


También el Vaticano había dado a conocer que la salud del papa emérito era grave y que se encontraba bajo observación médica y fue a través del director del servicio de prensa de la santa sede, Matteo Bruni, que informó sobre su deceso.

"Con pesar doy a conocer que el papa emérito Benedicto XVI ha fallecido hoy a las 9:34 horas, en el Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano", detalló Bruni.

 Su funeral está previsto para el próximo 5 de enero en la Plaza de San Pedro, mismo que será presidido por el papa Francisco alrededor de las 9:30 horas, pero a partir del lunes su cuerpo será expuesto para ser venerado por los fieles.

Dado que no existe un protocolo establecido para el funeral de un papa emérito al no existir otro en la historia, los expertos en asuntos religiosos indican que este será muy similar al de un papa en activo, solo que sin sede vacante y sin cónclave.

Joseph Ratzinger, nació el 16 de abril de 1927 en Marktl, Alemania, realizó estudios de filosofía y teología en la Escuela Superior de Filosofía y Teología de Freising y en la universidad de Múnich.

Fue catedrático de teología durante 25 años hasta que en 1977 fue nombrado arzobispo de Múnich por el papa Pablo VI y en junio de ese mismo año se convitió en cardenal.

Asimismo participó en la elección de dos papas, ambas en 1978, primero en agosto donde fue electo Juan Pablo I y después en octubre Juan Pablo II.

El 19 de abril de 2005 fue elegido por el cónclave para ser el jefe de la iglesia católica tras la muerte del papa viajero, Juan Pablo II; pero renunció a su cargo en el año 2013, siendo el primero en  declinar a su puesto en la historia de la fe católica.