buscar noticiasbuscar noticias

Karma: Cae el estafador de Tinder en su propia trampa

Simon Leviev cayó en la trampa de una mujer que le robó una fuerte cantidad de dinero mediante engaños

No cabe duda que el tiempo se encarga de poner todo en su lugar y esto lo vivió en carne propia Simon Leviev, conocido como “El Estafador de Tinder”, quien obtuvo fama luego de que Netflix presentara un documental en el que revelaba cómo engañaba a mujeres para sacarles grandes sumas de dinero.

Karma: Cae el estafador de Tinder en su propia trampa

Shimon Hayut es su nombre verdadero, pero él se hacía llamar Simon Leviev, contactaba a sus víctimas por la red social y se hacía pasar por un millonario con una vida llena de lujos; sin embargo, su vida de despilfarros era a costa de las mujeres a las que engañaba.

Luego de contactar a las mujeres en la app de citas, donde intercambiaban mensajes, el sujeto programaba encuentros donde no solamente las seducía, sino que les hacía creer que las amaba y una vez que se ganaba su confianza y cuando ellas estaban convencidas de que era millonario, les contaba que escapaba de enemigos poderosos, por lo que necesitaba dinero para huir, con la promesa de que se los regresaría, pero nunca lo hizo.


Pero el destino se encargó de hacerles una poca de justicia a estas mujeres y Shimon Hayut cayó en su propia trampa, pues al querer verificar su cuenta de Instagram y la de su actual novia, pagó una fuerte suma de dinero, pero resultó timado.

El galán recibió una llamada de una mujer identificada como Richanna, quien le dijo que trabajaba en Meta, compañía de Mark Zuckerberg, dueño de Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram.

La mujer le aseguró que podría ayudarlo a verificar su perfil y eliminar las cuentas falsas de Instagram creadas por personas que se hacían pasar por él.

Shimon Hayut o Simon Leviev, no muy convencido de la veracidad de la mujer, pidió una videollamada con un directivo de Meta, que se hizo llamar Chris Fox, quien montó un fondo simulando las oficinas de la empresa y todo fue tan real que “El Estafador de Tinder” resultó estafado.

La pareja de estafadores pidió a Shimon 6 mil euros, cerca de 137 mil pesos mexicanos, para poder realizar la verificación de la cuenta.

Sin embargo, al ver que el tiempo pasaba y no obtenía la famosa palomita azul que distingue a las cuentas verificadas, su agente se comunicó a las oficinas de Meta, donde le confirmaron que obtener la insignia no tiene ningún costo, por lo que, en efecto, “Simon Leviev” resultó timado.