;
buscar noticiasbuscar noticias

Casi muere en una cama de bronceado

La mujer pensó que ese sería su fin al ver que no podía abrir la máquina y las luces no se apagaban

Momentos de angustia y terror vivió una fémina que acudió al spa Tanning House by Miami Sun para una sesión de bronceado en las camas de rayos UV y al finalizar el tratamiento la puerta se atascó y no pudo abrir la máquina.

Casi muere en una cama de bronceado

Como Natalie "N" de 33 años de edad se identificó la mujer que presentó un ataque de claustrofobia al no poder salir de la cama de bronceado y tener muy poco espacio para moverse, lo que causó la desesperación.


"Este va a ser mi ataúd, las luces estaban encendidas y pensé: me voy a quemar hasta morir, fue horrible, realmente estaba en pánico, simplemente no sabía qué hacer, estaba presionando el botón, pero las luces no se apagaron y parecieron siglos", narró la asustada mujer.

Por fortuna dos empleadas alcanzaron a escuchar los desesperados gritos de Natalie luego de 5 minutos y corrieron en su auxilio, encontrándola desnuda al interior de la máquina de calor, pero no pudieron sacarla.

Dos clientas que se encontraban en el lugar aconsejaron que cerraran el establecimiento, cortar momentáneamente la energía y esperar a que arribaran los cuerpos de emergencia.

Personal del Departamento de Bomberos lograron desentrampar la máquina y recatar a la fémina, quien agradeció por el apoyo tanto de los cuerpos de emergencia como a las empleadas y las clientas que no la dejaron sola.

Finalmente, fuentes del negocio revelaron que la cama de bronceado había recibido recientemente una reparación y que probablemente esa sería la causa de la falla.