buscar noticiasbuscar noticias

Asesina a su familia y se quita la vida: tenía restricción

Dos de las víctimas son sus hijos, de 6 y 4 años de edad; quien les arrebató la existencia fue su propio padre

En lo que se trata de otro caso más de asesinato y suicidio, un hombre acabó con la vida de su esposa y sus dos hijos, en Estados Unidos; consumado el crimen, el hombre se terminó también con su existencia.

Asesina a su familia y se quita la vida: tenía restricción

El incidente ocurrió en una casa ubicada en Buffalo Grove, un suburbio de Chicago, Illinois; las víctimas fueron los miembros de la familia KisliaK: Lilia, de 67 años de edad; Vera, de 36 años; Vivian, de 6; Amilia, de 4, y Andrei, de 39 años y autor de los asesinatos.


La Policía informó que recibió una llamada de una persona que había perdido contacto con la familia, por lo que pidió que acudieran a ver qué pasaba, puesto que la pareja: Vera y Andrei, atravesaban por un difícil divorcio.

Además, la mujer había obtenido de la Corte una orden de restricción en contra de su marido, por violencia.

Cuando los agentes llegaron al domicilio, encontraron una espantosa escena: en el interior estaban seis cadáveres: la abuela de los niños, dos pequeños, la madre de los menores y el padre; también hallaron una mascota sin vida.

Cinco de las víctimas perecieron por heridas provocadas por la fuerza, en tanto que

Al entrevistarse con los vecinos, éstos informaron a las autoridades que la familia tenía poco más de cuatro años que se habían mudado.

"Veíamos a los niños jugar afuera. Ellos tenían reuniones familiares y amistades en su casa. Nada fuera de lo ordinario, así que fue una gran sorpresa que esto sucediera, en especial durante esta época del año", señaló uno de ellos.

Los esposos tenían en marcha un proceso de divorcio y su siguiente audiencia estaba prevista para celebrarse el martes.

Sin embargo, sobre Andrei pesaba una orden de protección, liberada el 14 de septiembre de este año, pero el 30 del mismo mes la violó y fue arrestado.

Fuentes cercanas a la familia establecieron que, antes de los crímenes, Andrei abusaba verbalmente de Vera.