buscar noticiasbuscar noticias

Sobrevive de sus productos

Seis años se ha mantenido en la venta ambulante de piezas de yeso.

Ante el bajo desarrollo económico de la localidad, el señor Alfredo Vázquez Ochoa, de 63 años de edad, quizá cierre su negocio ambulante de figuras de yeso, aun así, se mantiene con la esperanza de buenas ventas.

El comerciante oferta diversas figuras, principalmente de aves, hechas a base de yeso, cuyo costo va de los 10 hasta los 200 pesos, según el tamaño de la pieza.

Sobrevive de sus productos
PUBLICIDAD

El comerciante oferta diversas figuras, principalmente de aves, hechas a base de yeso, cuyo costo va de los 10 hasta los 200 pesos, según el tamaño de la pieza.

PUBLICIDAD

Algunas de las figuras son gallos, loros, palomas, patos y conejos, además de estructuras para focos, las cuales resultan atractivas para la ciudadanía.

El puesto ambulante, comentó, lo sitúa en diversas partes de Ciudad Obregón, uno de los puntos es en calle Morelos y Sahuaripa los días lunes y viernes por la mañana.

Sin embargo, comentó que aunque de manera constante invirtió seis años de su vida en la venta de figuras artesanales, ahora, después de la pandemia el negocio no deja buenas ganancias.

“Hay veces que pueden vender 100 o 150 pesos ni para la gasolina sacó y otras veces en un ratito puedo vender 400 pesos”, comentó.

Para la realización de cada pieza, recordó emplea 25 minutos, en un día en promedio fábrica 10 figuras dependiendo de la demanda del producto.

Vázquez Ochoa comentó que seguirá ofreciendo su mercancía, pues su esposa depende económicamente de él, sin embargo, de no mejorar el negocio pasará a cerrarlo.


PUBLICIDAD