buscar noticiasbuscar noticias

Investigan quema de gavilla

PUBLICIDAD

La sanción a los agricultores que incurran en esta mala práctica aumentó más de un 50 por ciento y por hectárea quemada deberán pagar tres mil 300 pesos; sin embargo, no es suficiente para el daño ecológico que causan.

PUBLICIDAD

“Estamos investigando el número de predio y quién es el dueño. Queremos saber quién es el responsable y sobre esa persona irá una sanción.

Recordó que el costo de la multa se incrementó recientemente de mil 600 a tres mil 300 pesos por hectárea, para evitar esta mala práctica, además de hacer convenios con el Distrito de Riego del Río Yaqui (DRRY) e instituciones de investigación como el Instituto Tecnológico de Sonora (Itson).

En cuanto a las justificaciones de los productores cada vez que se incendia un predio, dijo, “está en entredicho aquello de que yo no lo prendió y fue un accidente”.


PUBLICIDAD