buscar noticiasbuscar noticias

Doña Lucina limpia con gusto la ciudad

Tienen cuatro años en las cuadrillas de aseo del Ayuntamiento de Cajeme y dice que la gente no le importa ser ordenado

Desde muy temprano, con su escoba, recogedor y carrito recolector, Lucina Madrid recorre las principales calles del primer cuadro para limpiar su ciudad.

Una de las satisfacciones que le da su trabajo, señala, es recuperar la imagen que antes caracterizaba a Ciudad Obregón.

Doña Lucina limpia con gusto la ciudad
PUBLICIDAD

Una de las satisfacciones que le da su trabajo, señala, es recuperar la imagen que antes caracterizaba a Ciudad Obregón.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Sin embargo, cada mañana es un reto, pues las calles amanecen llenas de basura, que arrojan ciudadanos y comerciantes, quienes dejan las bolsas, vasos y desechos en la banqueta.

“Me gusta tener la ciudad limpia, pero muchas veces la gente es muy cochina, van comiéndose unas papitas y, en lugar de tirarlas en el carrito, lo hacen en la calle; cuando llegamos el Centro está muy sucio”.

Entre los puntos donde más batalla por la basura que se genera, dijo, son las banquetas de la No Reelección y Sinaloa, así como el callejón República de Bolivia, áreas que durante su turno tiene que limpiar en más de una ocasión.

Platicó que tiene ya cuatro años dentro de las cuadrillas de limpieza del Ayuntamiento de Cajeme, tiempo en el que ha notado la falta de interés de los ciudadanos de mantener limpia la ciudad donde viven, pues en los comercios saquen los desechos a la banqueta y ya.

“El llamado que hago es que recojan la basura, la pongan en bolsas y yo la recojo, barren su parte de la banqueta y tiran yodo a la calle en lugar de juntarla” lamentó.


PUBLICIDAD