;
buscar noticiasbuscar noticias

Choferes en paro quieren liquidación

Ante la posible quiebra de dos empresas de transporte urbano en Cajeme

Luis Acosta Cárdenas, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Cajeme, dio a conocer que lo sucedido este viernes al interior del centro de pernocta de la calle Paseo Las Palmas y 5 de Febrero, es la definición ante funcionarios de la Delegación del Trabajo de una situación interna donde la empresa Transporte Moderno de Obregón (Tramo) desconoce a algunos de sus trabajadores.

Choferes en paro quieren liquidación

Agregó que la controversia afecta a 94 trabajadores de Tramo y 20 trabajadores de Transportes Integrados de Cajeme (Ticsa), donde los primeros lograron asegurar varias unidades; los segundos no corrieron con la misma suerte.


Aseguró que la permanencia en el lugar es una forma de garantizar que con esa chatarra y terrenos que la empresa tiene que están a nombre de ellos (patrones) se garantice la liquidación de 94 trabajadores de 50 que se reconocen y el monto puede ser de cinco millones de pesos. Una controversia que están decidiendo.

"Por parte de la Empresa Tramo y al momento con la autoridad de la Junta de Conciliación y Arbitraje se define una situación interna porque esa empresa desconoce a ciertos trabajadores y a otros sí los reconoce y lo que se hizo fue un escrito donde se deposita la nómina a la empresa", dijo el líder sindical.

imagen-cuerpo

Acosta Cárdenas declaró que a esos trabajadores en paro se les dejó de pagar la totalidad de su sueldo y sólo se les entregaba la mitad, y no es algo que tenga que ver con alguna huelga. Manifestó que la presencia de la Secretaría del Trabajo es más bien para que un depósito de nómina sea totalmente legal, y por cuestiones jurídicas sobre las garantías de los embargos de los camiones.

Dijo,que con esa diligencia se está asegurando lo que corresponde a los trabajadores que quieren su liquidación y sus días que dejaron de trabajar y que, como sindicato, ya se verá la forma de garantizarles las prestaciones no cubiertas como IMSS e Infonavit.

Señaló no tener un estimado del monto que la empresa adeuda a sus empleados, pero la cantidad rebasa los cinco millones de pesos y, por lo pronto, lo que se busca es que se pague lo que se debe desde hace mes y medio a dos meses que es cuando se decidió tomar las unidades descompuestas.

Insistió que ese movimiento no se trata de una huelga, sobre la empresaTramo, aseguró que la misma ya tiene tiempo que no opera y los concesionarios son quienes de manera directa buscan tener un camión de manera adecuada para coordinarse con la autoridad y meterlos a trabajar, y que en el caso de las unidades que están en Paseo Las Palmas y 5 de Febrero y otros centros de pernocta, son unidades que ya no funcionan.