buscar noticiasbuscar noticias

Aprovecha la tierra para proveer a su familia

Don Rufino vende a diario 15 bolsitas de flor de calabaza, cada una a 10 pesos, y 5 bolsas de garbanzo, a 20 pesos la pieza

Tal como en los puestos ambulantes del sur del país, el señor Rufino Serafín Zavaleta improvisa su establecimiento. Solo con una java arma su negocio, arriba de la cual hay flor de calabaza para su venta desde temprana hora.

Al menos tres veces por semana se establece sobre la banqueta del Centro de Ciudad Obregón, en calle 5 de Febrero y Galeana; en el transcurso de tres horas, comentó, logra vender todo su producto.

Aprovecha la tierra para proveer a su familia
PUBLICIDAD

Al menos tres veces por semana se establece sobre la banqueta del Centro de Ciudad Obregón, en calle 5 de Febrero y Galeana; en el transcurso de tres horas, comentó, logra vender todo su producto.

PUBLICIDAD

El comerciante relató que es originario de Puebla, pero por azares del destino junto a su esposa se trasladó hasta Sinaloa para trabajar de jornaleros en las siembras de chile y tomatillo.

El trabajo se terminó en ese estado y a través de contactos arribó hasta el municipio Cajeme y desde hace 7 años trabaja como velador en una empresa avícola, a la entrada de la Comisaría de Marte R. Gómez.

Y es que don Rufino, en busca de complementar su ingreso con lo que vende, acondicionó un terreno federal cercano a su casa, para sembrar flor de calabaza, nopales y garbanzo, pues tiene a su cargo dos hijos: uno de 13 años que cursa la secundaria y una niña de 11 años, demostrando con ello que su prioridad es la familia.


PUBLICIDAD