buscar noticiasbuscar noticias

Posibles candidatos a la alcaldía municipal

Historias por contar

De ser Carlos Javier Lamarque Cano el ungido por Morena para contender por la presidencia municipal en las próximas elecciones, sería esta su tercera incursión. Su record hasta hoy es de una ganada y una perdida.

Si acaso Morena volviera a mandar a la cancha de batalla al maestro Sergio Pablo Mariscal Alvarado, también esta sería su tercera ocasión, también con record de una ganada y una pérdida.

Abel Murrieta Gutiérrez ya casi ungido por Movimiento Ciudadano, lo hará en su segundo intento.

Movimiento Ciudadano en las dos ultima elecciones su gallo fue Gustavo Ignacio Almada Bórquez. Para su primer intento debió renunciar al Partido Acción Nacional, al cual perteneció durante varios años. Contendió contra Faustino Félix Chávez por parte del PRI; Jesús Félix Holguín, quien buscaba ser presidente municipal por tercera ocasión, en esta contienda lo haría en segunda ocasión por parte de Partido Acción Nacional; Por parte de Morena participó Plutarco Pérez Aguirre Elías Calles; El Partido Encuentro Social presentó como candidata a una joven de nombre Luz Magdalena Guerra Beltrán, quien pese no contar con experiencia en las lides políticas, estuvo a escasos votos para lograr una regiduría; representando a la izquierda, el Partido del Trabajo tuteló de candidato al maestro Francisco Vega López.

Gustavo Almada logró 28,070 votos.

En su segundo intento Gustavo Ignacio Almada contendió contra el maestro Sergio Pablo Mariscal Alvarado, en la alianza Morena, PT, Nueva Alianza; Emeterio Ochoa Bazúa, por la alianza PRI, Verde Ecologista; Rafael Delgadillo Barbosa, con la alianza del Partido Acción Nacional y Partido de la Revolución Democrática; Miguel Ángel Salomón, respaldado por el Partido Movimiento Alternativo Sonorense.

Almada Bórquez alcanzaría aquí, 23 mil 580 votos.4490 menos que en su primera incursión.

En esta contienda el Partido Movimiento Alternativo Sonorense, perdió su registro, y el Partido Acción Nacional en su alianza con el Partido de la Revolución Democrática, apenas alcanzó poco más de seis mil votos.

En la contienda electoral de 1994, Lamarque Cano llevó como contendientes al licenciado Raúl Ayala Candelas por parte del Partido Revolucionario Institucional; por del Partido Acción Nacional, ingeniero Alberto Vásquez, quien lo hacía por segunda ocasión; por parte del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, licenciado Agustín Loustanau Murillo. Además participaron el señor José Ángel López León, por parte del Partido del Trabajo; Adalberto Gaxiola Mendívil, contendió auspiciado por el PPS; Leonardo Alcaraz López, lo hizo por PFCRN; Javier Palma, por el Partido Demócrata Mexicano.

Sería las elecciones donde más partidos políticos han participado.

Lamarque Cano alcanzaría una regiduría.

En su segundo intento consecutivo llevó como adversarios a Ernesto Vargas Gaytán amparado por el PRI; Ricardo Parada Laborín por el PAN; también participó PC, PT, PVEM, PPS.

En estas elecciones Carlos Javier Lamarque Cano ganó las elecciones con 62,566 votos; Ernesto Vargas Gaytán su más cercano competidor obtuvo 32,668; Ricardo Parada Laborín alcanzó 22 mil 468. Hasta esas fechas Lamarque Cano sería el candidato que más votos había alcanzado en unas elecciones municipales.

Al maestro Sergio Pablo Mariscal Alvarado en su primer intento por alcanzar la alcaldía le fue mal pero le fue bien, porque le alcanzó para pasar a la historia del Municipio, al ser ungido como primer regidor del Partido de la Revolución Democrática. Después de casi 30 años, con una manita de Andrés Manuel López Obrador en su segunda incursión logra este objetivo.

Manuel Barro Borgaro para ganar la alcaldía alcanzó 69,610 votos; Rogelio Díaz Brown la obtuvo con 101,067; Faustino Félix Chávez la logró con 58,092; Sergio Pablo Mariscal Alvarado la ganó con 59,595.

En resumen, en las dos últimas elecciones todos los partidos políticos fueron a la baja en cuanto a la captación de votos, con excepción de Morena que comparativamente a las elecciones del 2015 a las del 2018, es muy notorio su incremento, toda vez que al candidato para la elección del 2015 tal vez no le interesó mucho su participación, o quizá Morena no lo apoyó como debió haberlo hecho, también porque el fenómeno AMLO no irrumpía, como lo hizo tres años después.

Hay quienes opinan que para las elecciones del próximo julio, el fenómeno o la Ola AMLO ya no tendrán el mismo arrastre, la misma fuerza, y que el fenómeno Covid-19 si estará presente, de hecho este último ya está.