buscar noticiasbuscar noticias

Médicos vulnerables ante el covid

Los médicos se han mantenido en la primera línea de batalla contra el Covid-19; sin embargo, hay quienes pasaron de dar la atención en hospitales a recibirla; algunos de ellos perdiendo la batalla contra la enfermedad que ha dejado más de 3 mil muertos en Sonora.

En lo que va de noviembre el IMSS Sonora ha registrado 4 fallecimientos de trabajadores de la salud a causa de complicaciones al contagiarse del nuevo coronavirus, 3 de ellos durante la semana pasada.

Médicos vulnerables ante el covid
PUBLICIDAD

El médico Francisco Javier Rodríguez, falleció a sus 54 años de edad, trabajaba en el área de pediatría del Hospital Regional General 1 del IMSS en Ciudad Obregón, quien tenía más de 28 años ejerciendo la medicina.

Originario de Culiacán, Sinaloa, radicaba en Cajeme desde hace décadas. El galeno, además de desempeñarse en diversos hospitales, era docente en la carrera de medicina.

Tras permanecer en observación al complicarse la enfermedad, el médico pediatra perdió la vida el pasado miércoles; sin embargo, durante la semana pasada no fue el único trabajador que perdió la batalla, ya que se registraron dos casos más.

En Navojoa, la jefa del Grupo de Estadística del Hospital General de Zona Número 3, Claudia Janeth Gil Magallón, perdió la vida a causa del covid; En Hermosillo, el doctor Javier Arroyo Orozco de 61 años de edad, quien laboraba en el Hospital de Ginecopediatría y en la clínica del Isssteson de Hermosillo.

Tan solo el pasado sábado, la Secretaría de Salud reporto siete contagios de covid en trabajadores del área de la Salud de diversas instituciones médicas del Estado de Sonora.

PIDEN EMPRESARIOS RELEVO EN COMBATE A CORONAVIRUS

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Ciudad Obregón, se pronunció por que exista un cambio de timón en el liderazgo de la estrategia nacional de combate contra el Covid-19, ya que a más de 8 meses de iniciada la pandemia, esta ha sido un “rotundo fracaso”.

José Antonio Jaime Ortega, vicepresidente de la organización, comentó que prueba de lo anterior, son los más de un millón de casos -confirmados sólo por los laboratorios de Salud pública-, y más de 100 mil defunciones, superándose así y con creces, el “escenario catastrófico” de 60 mil personas muertas previsto por el propio Gobierno de México.

“No hay una estrategia general de contención de contagios, ni tampoco de trazabilidad de contactos, además de la realización de pocas pruebas, transmisión de mensajes confusos, así como la falta de coordinación con los estados y municipios”, comentó.