buscar noticiasbuscar noticias

Escasea el alimento para ganado por la sequía

La falta de lluvias en los hatos ganaderos de todo el territorio sonorense, pero en particular en la Región del Mayo ha incrementado la escasez de pasto, principal alimento que consume el ganado, reveló Jorge Guzmán Nieves.

El secretario de Agricultura, Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura en Sonora, afirmó que el problema es crítico, toda vez que este año la siembra de sorgo no fue lo esperado por la misma nula presencia de precipitaciones. 

Escasea el alimento para ganado por la sequía
PUBLICIDAD

imagen-cuerpo

PUBLICIDAD

“El sorgo es un complemento que se ofrece al ganado cuando ya no hay pasto en los hatos, pero este año, ni una ni otra cosa, lo cual, es sumamente crítico para el sector ganadero”, expresó.

Reiteró que el ganadero se vio en la necesidad de sacar de sus hatos el ganado improductivo, por la falta de agua y alimento.

“El ganadero tuvo que sacar su ganado de sus hatos antes de que se les muriera, muchas vacas fueron sacrificadas para ser comercializadas, antes de que terminaran muertas, lo que ha representado en el Estado que el hato haya caído en un 45%, de acuerdo al inventario que se tenía en 2020”, reveló.

El funcionario dijo que se estima que se pueda perder entre mortandad y ganado despoblado, aproximadamente 600 mil cabezas de 1.5 millones de cabezas que se tenían en Sonora.

“Ahorita estoy previendo y perseverando para que el Gobierno Federal a través de la Sader nos dé una respuesta positiva para instrumentar programas de siembra de sorgo que lo hemos hecho en años anteriores y que regularmente se entregan en junio”, indicó.

Esas, dijo, es una de las principales acciones que se están gestionando y, en caso de que se tenga un verano con precipitaciones favorables y estables, se tendría que iniciar un programa emergente de repoblamiento para que el ganado que se perdió por mortandad y sacrificio, se recupere.

Un incremento del 20% ha representado el sacrificio de ganado en Sonora durante marzo de 2021, con respecto al año pasado, de acuerdo con información de la Oficina de Información Agropecuaria y Pesquera del Estado de Sonora (Oiapes).

Apenas en marzo pasado se sacrificaron un total de 24 mil 209 cabezas, por 20 mil 171 cabezas que se sacrificaron en 2020, situación influenciada por los efectos de la sequía.

En cuanto a los sacrificios de ganado bovino en rastros municipales anualmente se sacrifica un promedio de 23 mil 335 cabezas, según la información oficial.

En lo relacionado al comportamiento de los inventarios de ganado bovino productor de carne a nivel municipal, por edad y sexo del año 2018 contra 2015, Álamos y Hermosillo son los que aportan más ganado, con 90 mil 811 cabezas y 74 mil 684 cabezas, respectivamente.