buscar noticiasbuscar noticias

Cárcel para quien queme gavilla

Incluyendo el espárrago que, en el Valle del Yaqui, después del trigo son los cultivos que más afectaciones causan al medio ambiente por los gases contaminantes que generan

Esta ley fue aprobada por el Congreso del Estado el pasado 5 de marzo y entrará en vigor una vez que se publique en el Boletín Oficial del Estado de Sonora.

Ernestina Castro Valenzuela, quien presentó esta iniciativa, subrayó la importancia de que se sancione a quien incurra en esta práctica nociva para el medio ambiente y la salud del ser humano.

Cárcel para quien queme gavilla
PUBLICIDAD

Por la quema de esquilmos gavilla o cualquier otro residuo, donde en algunos municipios como Cajeme ya se aplicaban sanciones administrativas, ahora se suma la cárcel, lo que busca crear una cultura agropecuaria más sustentable, que garantice el derecho a la salud.

PUBLICIDAD

La coordinadora del grupo parlamentario de Morena precisó que se impondrá una sanción económica de mil a 2 mil 500 Unidades de Medida y Actualización y una pena de dos a seis años de prisión a cualquier persona que realice quema de gavilla o esquilmos.

Asimismo, dijo que se sancionará a las personas que presenten información incorrecta a la autoridad para que se brinde el permiso de incineración de gavilla o esquilmos.

Reiteró que, una vez que el dictamen llegue al Boletín Oficial del Estado de Sonora, se podrá garantizar la salud de las personas que habitan en las cercanías de los campos agrícolas.

El artículo 113 se establece que queda prohibido emitir contaminantes a la atmósfera que ocasionen o puedan ocasionar desequilibrios ecológicos o daños al ambiente. En todas las emisiones se deberán observar las disposiciones de esta ley y de los reglamentos que de ella emanen, así como las normas oficiales mexicanas aplicables

Las personas físicas o morales, públicas o privadas que pretendan realizar o realicen obras o actividades por las que se emitan a la atmósfera olores, gases o partículas sólidas o líquidas

serán responsables del cumplimiento de las disposiciones a que se refiere este artículo.

Por lo que los permisos que otorga el Ayuntamiento para la quema de gavilla o esquilmos no los ampara.