buscar noticiasbuscar noticias

Las peculiares formas de un mexicano para decir "fulano murió"

La muerte es un paso que, aunque no queramos, tendremos que dar; y aunque el dolor por la ausencia física es enorme, el sentido del humor suaviza el impacto por la noticia de un fallecimiento

Indudablemente, vida y muerte van de la mano. La primera suele celebrarse desde el nacimiento, cada año y con bombo y platillos; sin embargo, la segunda, como es el cierre de ciclo, todos la miramos con recelo, aunque sepamos que es el camino que indefectiblemente caminaremos.

No obstante, el mexicano tiene una manera muy peculiar de lidiar con la muerte, pues hasta su festividad tiene, la cual se realiza los días 1 y 2 de noviembre, y es considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Las peculiares formas de un mexicano para decir fulano murió
PUBLICIDAD

Y aunque no es fácil lidiar con el dolor de la ausencia física, el sentido del humor de los mexicanos lo va suavizando hasta que lo atenúa lo más posible, pero sin mandar al olvido a quien ya no está en este plano.

Por ello, aquí te dejamos algunas formas que tiene un mexicano para informar que "fulano murió":

Colgó los tenis: hace alusión a que en el más allá no ocupas calzado, así como al calzado que los pandilleros tiraban al cableado eléctrico, indicando la victoria de su grupo.

Vio la luz al final del túnel: refiere a lo que muchas personas mencionan cuando mueren y son reanimadas.

Estiró la pata: cuando por la falta de sangre, las extremidades se ponen rígidas.

Pasó a mejor vida: para indicar que ya no sufrirá las calamidades que enfrentan los que viven.

Entregó el equipo: al sitio donde vas no ocupas nada, ni lo que llevas puesto.

Chupó faros: cigarros baratos que les daban a los que serían fusilados en la Revolución.

Se petateó: aplicaba a las personas que no tenían para pagar ataúd, por lo que eran envueltos en su petate.

Salió con los pies por delante: durante el transporte de un cadáver es lo primero que los muerteros sacan.

Arqueó la espina: cuando alguien muere de un dolor en el pecho.