buscar noticiasbuscar noticias

Cumple con su deber hasta antes de morir

Profesor es captado en la cama del hospital, computadora en mano, para entregar las últimas calificaciones a sus alumnos; su hija llama a los jóvenes a ser amables con los maestros

Alejandro Navarro fue de esos profesores comprometidos con su cátedra; tanto fue así, que cuando estaba internado en Estados Unidos por una enfermedad que nada tiene qué ver con la pandemia, fue fotografiado evaluando los exámenes de sus alumnos.

Y es que el maestro, al saber que sería llevado a emergencias, se llevó su laptop para continuar con su trabajo, pero no sospechaba que no saldría vivo.

Cumple con su deber hasta antes de morir
PUBLICIDAD

La imagen del profe atento y concentrado en su trabajo fue tomada por su hija Sandra, quien también es maestra, y se propagó en internet más rápido que el mismo coronavirus, pues demuestra que el amor por la profesión y por la enseñanza no sólo es por un sueldo, sino por el compromiso de dejar algo a los demás.

De acuerdo con su hija, los médicos le auscultaban, estudiaban su caso y debían decidir qué hacer si su corazón se detenía: reanimación, intubación o que descansara en paz; el maestro respondía y proseguía evaluando.

La muerte sobrevino al maestro Alejandro horas después de calificar los reportes de sus alumnos, pero no alcanzó a entregar las calificaciones.

En rede sociales, Sandra publicó un emotivo mensaje de reconocimiento a la labor de los docentes, quienes dedican horas extra en su casa y no se dan cuenta, hasta en tiempo de pandemia y de crisis de su salud, siguen su trabajo, por lo que llamó a los jóvenes a ser respetuosos y a ser amables con ellos.

A la fecha, el post supera las 180 mil reacciones y miles de comentarios inundan Facebook, en reconocimiento a la labor del maestro Alejandro, y también sobre el trabajo que los profesores desarrollan virtualmente.