buscar noticiasbuscar noticias

Su vida: la basura

PUBLICIDAD

“Tengo 38 años y desde hace 10 me dedico a esto. Esto no es basura, es negocio. Mucha gente la tira, pero en otro lugar hay per­sonas recogiendo y vendiendo lo que tiró y eso mismo se recicla y vuelve a llegar a las manos de la gente”, expresó.

PUBLICIDAD

Comentó que cada día recorre una parte de la ciudad, y en su trayecto recoge periódico, car­tón, papel, botellas de plástico (PET), aluminio, cobre e incluso comida. “A veces me encuentro dinero, billetes y monedas, en las bolsas de basura”, comentó, mientras esculcaba los dese­chos.

Mencionó: “Ahorita estoy con cortón; otro día, con papel, pero con el cobre voy a pagar la me­dicina de mi hermano Héctor, quien padece de los nervios”.

Relató que día a día sólo le pide a Dios encontrarse nueva “basura”, que para él es mercan­cía para mantener a su familia.


PUBLICIDAD