buscar noticiasbuscar noticias

Se agota el agua: Álamos ya sufre los estragos de la sequía

Comunidades rurales ya tienen problemas para el abasto del vital recurso; gobierno entra en acción con tandeos

Algunas comunidades rurales de Álamos ya presentan problemas muy serios de desabasto de agua potable, confirmó el alcalde Víctor Manuel Balderrama Cárdenas.

Se agota el agua: Álamos ya sufre los estragos de la sequía
PUBLICIDAD

Señaló que la mayor parte de la población de Las Higueritas y Las Pitayitas carece del vital líquido, al igual que en otras localidades donde prevalece esta emergencia.

PUBLICIDAD

Comentó que desde el año pasado puso en marcha un programa de tandeos en dos sectores de la población, lo cual, les ha permitido que en estos momentos no sea más alarmante la situación por la falta de agua.

Recordó que el año pasado el Municipio presentó una de los niveles de sequía más extremos por falta de lluvias, uno de los peores escenarios que se recuerden en los últimos 20 años.

Destacó que desde el 2020 se han venido preparando y anticipando como autoridades municipales para saber enfrentar el desabasto de agua con la construcción y perforación de pozos.

El 31 de diciembre del año pasado, dijo, el Ayuntamiento construyó ocho obras muy importantes de introducción de tuberías en localidades como La Aduana, Techobampo, Los Camotes, entre otras comunidades rurales.

También, apuntó, se han equipado pozos y se han instalado placas solares en San Vicente, los Plátanos, los Potreros, entre otros.

"Las decisiones que se han tomado en Álamos desde el año pasado en cuanto a los tandeos son decisiones estudiadas y analizadas no solo por gentes que trabajan en el Municipio, sino por expertos en la materia," agregó.

Mencionó que actualmente del pozo de El Sabinito y otros dos que se encuentran ubicados en Dolores y la Noria, son los encargados de abastecer del vital líquido a 2 sectores de la población 6 horas al día.

Dijo que en otros sectores de las comunidades rurales se brinda el agua a través de pipas. 

"Si no hubiéramos puesto en marcha los tandeos desde el año pasado, a lo mejor tuviéramos en estos momentos menos agua para cada sector," indicó.

Afirmó que una vez se termine de construir el Acueducto Macoyahui-Álamos, programado para enero de 2023, se solucionará el añejo problema de desabasto de agua potable.


PUBLICIDAD