buscar noticiasbuscar noticias

Pide Staus comprensión

PUBLICIDAD

David Hernández Aguirre, miembro de la Comisión de Vigilancia y Fiscalización del Staus, señaló que no hay avan­ces en cuanto a la petición del gremio de 7 a 8 por ciento de aumento salarial.

PUBLICIDAD

“Fue sorpresiva la huelga”, comentó, porque al final se es­peraban mejores respuestas por parte de las autoridades, pero no fue así.

Tampoco se obtuvo respues­ta a peticiones referentes al es­tatuto de personal académico, que lo maneja el rector, donde están los requisitos para ingre­sar, permanecer y promocionar, señaló.

Asimismo, Hernández Agui­rre hizo un llamado al Gobierno del Estado para que aporte a la Universidad de Sonora, la par­te correspondiente de recursos establecida en convenios firma­dos con el Gobierno Federal.

“Es muy lamentable que, una vez más, la Unison esté en huelga, pero pedimos a la socie­dad que no nos vea a nosotros como los culpables de esta pa­ralización de labores que afecta a miles de alumnos sonoren­ses”, dijo.

Sostuvo que es una realidad que el poder adquisitivo de los trabajadores académicos se ha visto deteriorado en gran medi­da por los constantes aumentos en muchos productos y servi­cios, “pero esa realidad no la ve el rector”.

El representante del Staus dijo finalmente que “ojalá haya una respuesta favorable y rápi­da por parte de las autoridades, a fin de evitar que la huelga se prolongue muchos días más”.

Reconoció que este conflicto afecta la imagen de la Unison, “pero cuando existen posturas de cerrazón e insensibilidad de las autoridades universitarias, no queda más recurso que la huelga”, reiteró.

FALTÓ VOLUNTAD POLÍTICA: STEUS

“Faltó voluntad política al rector”, afirmó la delegada del Sindicato de Trabajadores y Empleados, Guadalupe Bór­quez Yocupicio.

Indicó que el Steus pedía principalmente homologar des­pensas, “pero sólo se cumplió a la mitad, ya que la otra parte sería hasta el año próximo”.

Agregó que tampoco hubo respuesta a los puntos del fon­do de ahorro y al de la reins­talación del maestro Rafael Bórquez Ibarra, que “fue des­pedido en forma injustificada hace tres años”.

“Sólo estamos pidiendo lo justo y por eso votamos 788 por la huelga”, manifestó.

“Y sabemos que el rector tie­ne dinero, pero lo tiene guarda­do”.

Bórquez Yocupicio lamentó que se haya llegado a la pa­ralización de actividades, en perjuicio de más de 30 mil es­tudiantes de todo el Estado.


PUBLICIDAD