buscar noticiasbuscar noticias

Mejora IMSS calidad de vida de pacientes con autismo

PUBLICIDAD

Apuntó que no existe una causa específica que indique la razón de padecer autismo, y debido a que su diagnóstico en algunos casos es tardío, no se conoce con precisión el núme­ro de casos que hay; empero, algunos estudios indican que, en México, 400 mil niños pa­decen este trastorno.

PUBLICIDAD

En el Día Mundial de Con­cienciación sobre el Autismo, el doctor Palomar Baena precisó que se sospecha de este tras­torno en etapas tempranas del nacimiento o en el primer y se­gundo años de vida, cuando el médico familiar refiere que no existe un contacto visual como sucede con la mayoría de los niños, el menor tiene un ape­go exagerado a objetos inani­mados, no interactúa con las personas que lo rodean y man­tiene conductas repetitivas sin ninguna causa o fin.

Agregó que también exis­ten fallas en el lenguaje y com­prensión del mismo, por lo que su forma de comunicación es a través de algunos sonidos, lo cual dificulta su aprendizaje al no adquirir habilidades o capacidades simbólicas que el niño debe tener alrededor de los tres años.

Indicó que a través de bate­rías de preguntas para cono­cer el grado de desarrollo que el niño tiene para su edad, así como de pruebas psicológicas, los especialistas del IMSS pueden llegar a un diagnós­tico concluyente y definitivo. Enfatizó que de acuerdo con el resultado y el tipo de déficits que presenta el menor, será el tipo de tratamiento que se le brinde.

En algunos casos, dijo el doctor Miguel Palomar, el tra­tamiento se acompaña de me­dicamentos, mismos que ayu­dan a controlar las conductas disruptivas que presenta el menor, así como por su baja tolerancia a la frustración y “berrinches” ante cualquier estímulo, síntomas también característicos de este trastor­no psicológico.

Finalmente, el especialis­ta recomendó a los padres de familia tomar en cuenta los síntomas que este trastorno presenta y acudir a su Uni­dad de Medicina Familiar para recibir orientación mé­dica, ya que entre más pre­coz sea la detección del autis­mo, habrá mayor posibilidad de que reciba estimulación temprana y de esta manera, favorecer el funcionamiento social del niño.


PUBLICIDAD