buscar noticiasbuscar noticias
Sonora

Enfermera desde niña



Por: Fabián Pérez

Rosalba Duarte Félix es una mujer que lleva 30 años en la Enfermería, una profesión que encontró desde muy pequeña, al ver que tenía vocación para ayudar a los demás.

Dijo que en esta profesión se deben de aplicar los valores, pero, sobre todo, los enfermeros deben ser muy humanitarios con los pacientes, pues a través de un buen cuidado, la salud de ellos se logra restablecer.



"No es cierto cuando dicen que una enfermera o enfermero no tenemos sentimientos, creo que esa es una mentalidad que se tenía antes. Las mujeres y los hombres nos ponemos en el lugar de los pacientes para restablecer su salud," reiteró.

Confesó que los enfermeros y enfermeras son los que realmente tienen un mayor contacto con los pacientes a diferencia de los médicos.

"En realidad los médicos dejan las indicaciones y nosotras las tenemos que aplicar. Lo más bonito para un enfermero es ver cuando nace un bebé y lo más difícil cuando fallece ese paciente," compartió.

Lo más difícil de la profesión es ver a un paciente en etapa terminal. "En realidad lo único que podemos hacer es evitar al máximo el dolor y sufrimiento cuando sabemos se encuentra grave".

Expuso que cuando los pacientes tienen una enfermedad crónica, por lo regular los enfermeros demuestran sus sentimientos y llegan a quererlos como parte de la familia.

"En cambio ellos empiezan a tener la confianza, tanto así que empiezan con tratamientos muy prolongados y que a veces no tiene cura," expresó.

La mujer asegura que como enfermera tiene 30 años, 5 de ellos como docente de la carrera técnica de Enfermería en Conalep Navojoa.

"Una de las grandes satisfacciones es ver a personas que fueron tus pacientes o que los viste nacer y al paso de los años los ves que son profesionistas," resaltó.

Se ha dicho desde hace muchos años que la enfermería es una profesión poco valorada por la sociedad, a pesar de las enfermeras y enfermeros dan esa calma y el confort que necesitan los pacientes para mejor su estado de salud, sobre todo lo que padecen de alguna enfermedad incurable para la ciencia.