buscar noticiasbuscar noticias

Docencia es una experiencia gratificante

Reconocen trayectoria de la maestra Gracia Vilches, quien tiene ya 30 años en el servicio a las generaciones de navojoenses

Este domingo se celebra a los docentes de todo el territorio mexicano, ellos que transmiten el conocimiento de generación en generación, quienes instruyen a los niños y jóvenes, enseñándoles también valores que les servirán para ser buenas personas, cumplen con la función de forma prácticamente anónima y poco reconocida por la sociedad.

Docencia es una experiencia gratificante
PUBLICIDAD

Pero hoy por hoy, en Navojoa se reconoció a la maestra Lourdes Gracia Vilches, quien cumplió 30 años de servicio en la docencia.

PUBLICIDAD

La homenajeada recordó sus primeros pasos en esta bonita profesión: “La vida nos llevó a trabajar como docentes y como esperábamosnos fue de maravilla, logramos alcanzar un cumulo de experiencias, aprendizajes y satisfacciones en cada hora de clase impartida a lo largo de 30 años y más”, indicó.

Mientras que dijo que cada sesión de trabajo fue diferente: “Cada grupo fue único con su esencia propia y cada alumno nos trasmitió siempre su energía y vitalidad lo que nos motivó a seguir adelante.

imagen-cuerpo

"Disfrutamos cada ocurrencia y cada forma diferente de pensar porque todos sabemos que cada cabeza es un mundo”.

Gracia Vilches reveló que, en su etapa de maestra, transitaron por cambios históricos en la docencia: “Hubo cambios en nuestro desempeño, desde el pizarrón verde y gis, en las aulas pasando por el pintarrón y marcadores hasta lo último, por efecto de la pandemia covid, nos involucramos con las clases virtuales”, confesó.

“Disfrutamos cada etapa, cada reforma, educativa con tiempos de  abundancia en desarrollos académicos y culturales, inolvidables y siempre motivadores”, recordó. 

Por último, agradeció a cada compañero directivo, alumnos que llegó a convivir en estos 30 años: “Me llevó de recuerdo todas sus enseñanzas agradezco a quienes formaron parte de mi vida profesional y espero a ver contribuido en su enseñanza de vida”, dijo con entusiasmo.

Mandó un mensaje a todos esos jóvenes que buscan también dedicarse a la docencia: “Les recomiendo no desistir en su empeño de ser siempre mejores y avanzar con mucho gusto por el sendero del aprender siempre”.

“Dedico toda mi carrera a mi familia, a mi esposo Germán Ayala y mis hijos, hoy dejamos esta profesión que la llevaremos en el corazón”, finalizó.


PUBLICIDAD