buscar noticiasbuscar noticias

Destaca el IMSS Sonora beneficios del desayuno

PUBLICIDAD

“Este mal hábito no nada más contribuye a un aumento de peso, obesidad, aunado con sedentarismo, sino también a problemas de salud más seve­ros; en el caso de personas con diabetes, incluso puede generar resistencia a la insulina e in­cluso problemas cardiovascu­lares por el mismo aumento de triglicéridos y colesterol”, decla­ró García.

PUBLICIDAD

Explicó que no desayunar puede, a largo plazo y con el factor de sedentarismo, gene­rar el aumento de peso, debido a que comer fuera del horario que está acostumbrado el orga­nismo, genera una reserva de comida y lo hace en forma de grasa.

“Lo que pasa es que el me­tabolismo se hace más lento de lo que comúnmente nosotros debiéramos tenerlo, entonces lo que consumimos, después de omitir el desayuno, el cuerpo lo empieza a almacenar en forma de grasa para obtener reservas cuando nosotros estemos omi­tiendo esas partes de comida”, afirmó Flores Pino.

Dijo que las personas que ce­nan, pero evitan el desayuno y comida, provocan que su cuer­po guarde grasa para obtener energía y así funcionar todo el día, pero generan un meta­bolismo más lento al quemar menos calorías de lo normal, lo que también lleva al estreñi­miento.

Los nutriólogos recomenda­ron, para los casos que afirman no tener tiempo para preparar su desayuno, guardar un poco de cena de la noche anterior o preparar un licuado con fruta, leche, cereal y a media maña­na buscar un alimento con más proteínas.

Sergio Flores Pino aclaró que no es normal despertarse sin hambre, ya que el cuerpo siempre va a pedir alimento, pero el evitar el desayuno moti­va al cuerpo a adaptarse a esa falta de comida y a generar más grasa al momento de comer.


PUBLICIDAD