buscar noticiasbuscar noticias

Castigar quebranto, no vender estadios

PUBLICIDAD

El también académico de la Universidad de Sonora (Uni­son) recordó que la venta de lo que fue la casa de los Naran­jeros de Hermosillo, como del Estadio Tomás Oroz Gaytán, casa de los Yaquis, es para res­catar al Isssteson del problema financiero por el que atraviesa.

PUBLICIDAD

En lugar de meter a la cárcel a los responsables de la situa­ción financiera del Instituto, ahora quieren vender los es­pacios públicos y solventar el déficit provocado en la institu­ción de seguridad del Estado de Sonora.

Cabe recordar que la pre­sidenta municipal, en una reunión con periodistas, ex­puso que “los bienes son para solucionar los males... y que el Gobierno del Estado necesita resolver de fondo esa problemá­tica, y para ellos se tienen que tomar decisiones difíciles”.

Sobre la opinión de la muní­cipe, el edil respondió que “los que deberían de pagar son los responsables de del quebranto”, y puso como ejemplo el actual secretario de Salud, Enrique Claussen Iberri, que fue parte de la bancarrota del Isssteson.


PUBLICIDAD