buscar noticiasbuscar noticias

Cáncer, un problema de salud en aumento

Debe sancionarse severamente el uso indiscriminado de agroquímicos, demanda el ecologista Máximo Ibarra

Como en el Valle del Yaqui, también en el Mayo se han originado muchos casos de cáncer por el uso indiscriminado de plaguicidas, afirmó el ambientalista Máximo Ibarra Borbón.

Cáncer, un problema de salud en aumento

Dijo que la utilización incorrecta de agroquímicos es una de las principales luchas que ha encabezado por casi 30 años, periodo en el que realizó varias huelgas de hambre ante la falta de una real atención al problema, que incluya fuertes sanciones, incluso hasta penales, a quienes cometen esas prácticas.


"Qué bueno que organismos como el Colegio de Pediatras de Sonora y otros especialistas ya se estén animando a señalar una de las verdaderas causas del cáncer en el sur de Sonora, lo que antes nunca o muy pocas veces se decía, por temor a represalias", señaló.

"Es muy importante que ahora se esté alzando la voz, es lo que tenemos que hacer, porque esto permitirá atender y avanzar en la solución o disminución de esta añeja problemática en esta región", agregó.

SIN RESULTADOS

Ibarra Borbón recordó que, en el 2019, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) se comprometió a trabajar para una iniciativa que dé a México su primera Ley de Plaguicidas, pero después de tres años no se han visto resultados.

"Parece que a las autoridades de los tres niveles de Gobierno no les importa la salud de las personas, especialmente de los niños que fallecen por leucemia. ¿Cuántos muertos más esperan para ponerse a actuar?", preguntó.

Asimismo, mencionó que los agroquímicos no son manejados adecuadamente por los trabajadores, quienes no usan el equipo de protección personal, además de que no son capacitados y muchos laboran en forma temporal.

"Ya basta de que sigan imponiéndose los grandes intereses económicos y políticos sobre lo más preciado que tenemos, que es la salud de la gente, como en este caso la del Valle del Mayo", subrayó Máximo Ibarra.

El ecologista reveló que, de acuerdo a estudios realizados por diversos organismos, sobre plaguicidas peligrosos usados en el sur de la Entidad, nueve de las diez sustancias más utilizadas presentan toxicidad aguda y crónica, que afectan al ecosistema y son cancerígenos.