buscar noticiasbuscar noticias

Policías salvan a abuela y nieto al quedar atrapados en incendio

Los hechos ocurrieron el sábado por la tarde en Villa Bonita; los oficiales hicieron una gran labor al eliminar un factor de riesgo, como el gas

Gracias a la oportuna acción de policías municipales, una mujer de 56 años de edad y su nieto fueron puestos a salvo luego de que la casa que habitan fuera arrasada por las llamas.

El percance sucedió a las 16:50 horas del sábado en la vivienda marcada con el número 443 de la calle Paseo del Kiosco, entre Paseo Bugambilia y Paseo de los Cerezos, en el fraccionamiento Villa Bonita, en Ciudad Obregón.

Policías salvan a abuela y nieto al quedar atrapados en incendio
PUBLICIDAD

El percance sucedió a las 16:50 horas del sábado en la vivienda marcada con el número 443 de la calle Paseo del Kiosco, entre Paseo Bugambilia y Paseo de los Cerezos, en el fraccionamiento Villa Bonita, en Ciudad Obregón.

PUBLICIDAD

Agentes asignados a dicha demarcación del municipio Cajeme realizaban recorridos de vigilancia, cuando observaron que salía bastante humo del inmueble, por lo que detuvieron su marcha.

En ese instante, vecinos se acercaron y pidieron apoyo, ya que la señora Rosa Bella T. G. y su nieto de apenas 8 años estaban dentro de la casa.

Sin pensarlo dos veces, los uniformados entraron al lugar para sacar a la mujer y al menor; posteriormente desconectaron un par de cilindros de gas que se encontraban por fuera del cuarto donde había iniciado el fuego, además solicitaron apoyo de Bomberos y personal de Cruz Roja.

Fue necesaria la intervención de dos máquinas extintoras, para que los "apagafuegos" controlaran rápidamente el incendio y evitaran que se extendiera a viviendas aledañas.

En cuanto al niño y su abuela, fueron inspeccionados por los paramédicos y debido a que Rosa resultó con intoxicación por monóxido de carbono, además de que se le subió la presión arterial, fue trasladada a un hospital.

Sobre la causa del siniestro, trascendió que pudo ser la acumulación de aceite y grasa en una habitación en donde la señora elabora frituras.


PUBLICIDAD