buscar noticiasbuscar noticias

Entregan cuerpo sin embalsamar y su familia no puede despedirse

La funeraria le echó la culpa al Semefo, de no haber tratado el cadáver como correspondía; el joven murió intentando evitar un asalto

Familiares de un joven que trató de evitar un asalto están consternados debido a que el cuerpo de su ser querido no fue tratado para preservarlo, por lo menos, mientras duraban los servicios funerarios; aseguran que ni las autoridades, ni la empresa funeraria se quieren hacer responsables del hecho.

Johana informó que su hermano falleció la madrugada del lunes y a las 15:00 horas del martes, personal de la funeraria les entregó el cuerpo, el cual fue colocado en su casa.

Entregan cuerpo sin embalsamar y su familia no puede despedirse
PUBLICIDAD

Johana informó que su hermano falleció la madrugada del lunes y a las 15:00 horas del martes, personal de la funeraria les entregó el cuerpo, el cual fue colocado en su casa.

PUBLICIDAD

Ahí se percataron que el ataúd expedía fétidos aromas, además que en el interior se observaron algunas moscas, las cuales se filtraron.

imagen-cuerpo

"Fue doloroso ver cómo llegaron y dejaron a mi hermano en un pick up con una lona encima, ver su cara hinchada y que despedía un olor muy desagradable, por lo que decidimos que mejor prestaran el servicio en la funeraria, pero ahí fue peor, porque de plano no se podía estar adentro", explicó la hermana.

Los familiares aseguraron que el servicio que les prestó la empresa, ubicada en la esquina de las calles Plan de Agua Prieta y Guadalupe Victoria, de la colonia Ley 57, en Hermosillo, no es el que ellos pagaron para pasar los últimos momentos con el joven, el cual aseguran fue denigrante.

Por su parte, la consternada madre del joven, en medio de las lágrimas, comentó que su hijo no era un animal para que lo pusieran en la caja de un camioneta y lo cubrieran con una lona, que se merecía un trato más digno y que quería despedirse de él, pero desafortunadamente, por las condiciones en las que se encontraba el cuerpo, no podía.

Al respecto, trabajadores de la funeraria le echaron la culpa al Servicio Médico Forense (Semefo), pues aseguraron a los dolientes que no realizó el tratamiento correspondiente del cuerpo y por eso fue que ellos no pudieron hacer más.


PUBLICIDAD