Desconocen aún identidad de restos hallados en "El Chichiquelite"

Fiscal de Sonora afirma que osamentas corresponden a seis personas y familiares de yaquis desaparecidos han reconocido solamente algunas prendas

Por: Redacción

Restos óseos encontrados en las inmediaciones de "El Chichiquelite" corresponden a por lo menos seis personas, pero todavía no se puede determinar su identidad ni causa de muerte, declaró este miércoles Claudia Indira Contreras Córdova.

La Fiscal General de Justicia en Sonora manifestó que los familiares de los 10 desaparecidos el 14 de julio pasado han reconocido un rifle calibre .22, propiedad de un integrante de la Guardia Tradicional Yaqui, ropa, otras prendas y objetos que se localizaron en el sitio donde estaban las osamentas.

“Del análisis forense se desprende que las extremidades superiores o cráneos no presentan impacto balístico, por lo que se descarta que les hayan infringido un tiro de gracia o fusilamiento. La probable causa de muerte se conocerá una vez que concluyan los peritajes médicos”, aseveró.

Durante un encuentro con los integrantes del pueblo de Loma de Bácum, la funcionaria estatal sostuvo que se habrá de dar certeza de identificación a las familias mediante resultados de análisis de ADN, comparativa genética y otros análisis forenses.

Recordó que el pasado 19 de septiembre, elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), realizaron el hallazgo, tras ser agredidos con proyectiles de armas de grueso calibre, AK-47 y R-15 y abatir a dos personas en el rancho conocido como El Chichiquelite.

imagen-cuerpo

CAMPAMENTO

En las inmediaciones del cerro Chichiquelite, se localizó un campamento improvisado con víveres y mapas.

“Se realizó el aseguramiento de un arma AK-47, un rifle AR-15, tres rifles del calibre .22, casquillos percutidos, dos mochilas con equipo táctico, pecheras, un casco y un vehículo pick up Toyota Tacoma con reporte de robo en Phoenix, en 2019”, citó.

Fue de esa manera, dijo, como pudieron localizar restos óseos a escasa profundidad de la superficie.

Se han tomado muestras de cada resto para la búsqueda de perfil genético y, en su momento, hacer la comparativa con los familiares de las personas desaparecidas.

En el lugar había vestimentas, hebillas de cintos, manillas o pulseras de hilo, y en el avance realizado, al momento, por el arqueólogo forense y genetista arroja que se han encontrado restos óseos de seis cuerpos.

“La verdad es un derecho de las víctimas”, aseguró Contreras Córdova, por lo que siempre se ofrecerá información veraz con base al sustento científico para evitar poner en riesgo el proceso de toda la investigación.

En principio fue interpuesta una denuncia por el delito de privación ilegal de la libertad en agravio de Artemio, por lo que la FGJE Sonora estableció una estrategia integral de búsqueda, que se intensificó un día después por las denuncias de las desapariciones de Benjamín, Martín, Braulio, Fabián, Leocadio, Juan Justino, Eladio, Gustavo y Fabián, afirmó.

En total van 59 operativos de búsqueda, informó, durante 65 días y se ha cubierto una extensión aproximada de 80 mil hectáreas de terreno, en el polígono comprendido entre los municipios de Guaymas y Cajeme.

Para ello se trazaron cuatro rutas, la de Agua Caliente, El Coyote y El Pochote, Hornos, Buena Vista y Cumuripa, Vícam, Casa Blanca y Tórim, y Estación Corral, El Chichiquelite y San Francisco que abarcaron 33 ranchos y sus inmediaciones, explicó.

imagen-cuerpo

DEJA UNA RESPUESTA