buscar noticiasbuscar noticias

Video. Detienen a policías por el asesinato de Victoria, en Tulum

Peritos del Servicio Médico Forense de la Fiscalía concluyeron que la causa de la muerte de la migrante salvadoreña fue una fractura en la parte superior de la columna vertebral, causada por la ruptura de la primera y segunda vértebra

Después del asesinato de una migrante salvadoreña a manos de la Policía, en Tulum, se realizó una manifestación donde la ciudadanía exigía justicia para la mujer y la detención de los agentes involucrados en los hechos.

La Fiscalía General de Quintana Roo informó que los policías que arrestaron y dieron muerte a Victoria Esperanza Salazar, fueron detenidos por el delito de feminicidio. En un comunicado, la dependencia detalló que son tres hombres y una mujer que pertenecían a la Policía Municipal de Tulum.

Video. Detienen a policías por el asesinato de Victoria, en Tulum
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras la autopsia de la migrante salvadoreña, peritos del Servicio Médico Forense de la Fiscalía, concluyeron que la causa de su muerte fue la ruptura de las vértebras primera y segunda, identificándose una fractura en la parte superior de la columna vertebral, por la fuerza ejercida por un elemento de la Policía.

Detallaron que los resultados coinciden con las maniobras de sometimiento aplicadas durante la detención de Victoria.

Los hechos se investigarán ahora bajo la figura del delito de feminicidio, por lo que ya se ejerció acción penal y serán presentados ante un juez de control.

imagen-cuerpo

Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, era originaria de Sonsonate, El Salvador.

Desde hace tres años residía en México de forma legal, ya que contaba con visa humanitaria.

Victoria era madre de dos adolescentes, de 15 y 16 años. Ayer, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, informó que su Gobierno se encargará de la manutención y estudios de las dos jovencitas, así como de todo lo que necesiten.

La madre de Victoria, Rosibel Arraiza, manifestó sentirse impotente ante el asesinato de su hija, pero espera que se haga justicia.