buscar noticiasbuscar noticias

Velaban pierna de un adulto en lugar de los restos de su bebé

Al notar que del ataúd escurría sangre, revisaron el interior, fue cuando descubrieron que no les habían entregado el cuerpo de su hijo

Gran sorpresa se llevaron los padres de un recién nacido que falleció por un padecimiento congénito, pues no solamente pasaron por el doloroso momento de perder a su hijo, sino que tuvieron que lidiar con un error humano, ya que, en vez del cuerpo de su pequeño, se les entregó una pierna humana.

Fue en la Clínica Rural número 18 del IMSS en Huajapan de León, Oaxaca, donde sucedió este error, pero personal del nosocomio asegura que el error fue del padre, quien, por equivocación, a la hora de recoger el cadáver del bebé, tomó la caja donde estaba la extremidad sin verificar su contenido y salió del hospital sin que nadie se diera cuenta.

Velaban pierna de un adulto en lugar de los restos de su bebé
PUBLICIDAD

Fue en la Clínica Rural número 18 del IMSS en Huajapan de León, Oaxaca, donde sucedió este error, pero personal del nosocomio asegura que el error fue del padre, quien, por equivocación, a la hora de recoger el cadáver del bebé, tomó la caja donde estaba la extremidad sin verificar su contenido y salió del hospital sin que nadie se diera cuenta.

PUBLICIDAD

El pequeño nació el pasado 23 de agosto, tras 34 semanas de gestación, y por 11 día permaneció internado en la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales (UCEN), hasta el 3 de septiembre, que falleció.

En su denuncia, los dolientes declararon que el 4 de septiembre, personal de la funeraria y el papá del bebé acudieron al hospital a recoger el cadáver de su niño, sin percatarse de que no era éste lo que les habían entregado.

Los padres se percataron del error al llegar a su pueblo, Tacache de Mina, donde sepultarían a su hijo, pero se dieron cuenta que del ataúd escurría sangre y revisaron el interior, fue entonces que descubrieron la extremidad humana.

Posteriormente fueron nuevamente l hospital para recuperar el cuerpo de su pequeño, que finalmente les fue entregado.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca explicó a los padres que no había delito que perseguir, ya que, aunque hubiera una carpeta de investigación, no se cometió ningún ilícito. “A nivel penal no hay responsabilidad porque el cuerpo se entregó posteriormente”.

Mientras tanto, la dependencia de salud argumentó que el padre contaba con la documentación del recién nacido, solo que se equivocó de ataúd y no verificó cuál era el de su bebé y tomó otro. “Quien se equivocó fue él y no el personal del IMSS”, declararon.


PUBLICIDAD