SPMA: Marca equivocada

Por: Eduardo Sánchez

Por más doctorados o maestrías que traiga en su currículum, se nota que el alcalde Sergio Pablo Maris­cal Alvarado desconoce la historia de la Tribu Yaqui.


Hace algunas horas, su equipo de Comunicación Social, que menos debe saber de las raíces de este suelo, envió un comunicado mediante el cual se dice van a "buscar soluciones conjuntas al rezago histórico y a las necesidades sociales y económicas actuales" de las comu­nidades indígenas.



Y se enorgullecen de haber reunido a los gobernadores de Loma de Guamúchil, Ráhum, Huírivis, Loma de Bácum y de Pitahaya o Belem.



Para información del Presidente Municipal y sus desorientados fun­cionarios, de los yoremes ahí presentes, ninguno tiene las varas de man­do y el consentimiento de los habitantes de sus pueblos.



Pero qué va a saber de esos usos y costumbres el alcalde si lo único que le interesa en estos momentos es quedar bien con los poderes fácticos de Sonora, pues debe tener conocimiento de que en estos momentos en que se está celebrando la Cuaresma entre los indígenas, ninguna autori­dad debe tomar decisiones, mucho menos alejadas de sus comunilas.



Lo que deseaban era muestrear a Juan Silverio Jaime León como "re­presentante" de Jorge Taddei Bringas, pues lo quieren imponer como Delegado de Instituto Nacional de Pueblos Indígenas. Si ese era el objeti­vo, entonces lo mejor hubiera sido llevarlo ante los verdaderos gobiernos tradicionales, pero el temor a que lo descubrieran como "torocoyori" les hizo realizar ese desfiguro.



¿A quién le hace el trabajo sucio Mariscal Alvarado? El velo está a punto de descorrerse.



INCENDIO ABC

Algunos dicen que la intención del Director General del IMSS, Germán Martínez Cázarez, de ofrecer disculpas a los deudos de las víctimas del incendio de la guardería ABC en Hermosillo, no es justicia y así debemos entenderlo.



Pero, tal como lo dice uno de los pa­dres afectados, Julio César Márquez, "No, no es justicia ni se debe interpre­tar como tal. Lo verdaderamente justo sería que no hubiera 49 niñas y niños muertos ni decenas de lesionados y si se contextualiza el término justicia en la aplicación de las leyes, entonces debería ser el castigo a todos los res­ponsables.



"Sin embargo, la disculpa pública sí es una demanda de muchas de las familias de víctimas porque debe haber un reconocimiento público de responsabilidad del Estado. Se lo deben a nuestros hijos y está con­templada como uno de los puntos de la medida de Satisfacción dentro de la Reparación Integral del Daño, uno de los capítulos de la Ley Gene­ral de Víctimas. Por último, no es una graciosa concesión del Gobierno el ofrecer esta disculpa, hemos tenido que litigar (ganando hasta ahora decenas de juicios de amparo) para llegar a este punto, que debe darse paralelamente a la aplicación de las Leyes en materia penal".



Así explicada, esa acción que ojalá se concrete pronto, deberá ser bien­venida.



POR TORCER LAS LEYES

Se le viene encima al alcalde Álamos, Víctor Manuel Balderra­ma Cárdenas, un grave problema: fue inútil el gasto en el Centro de Usos Múltiples, toda vez que la jus­ticia federal ha dado la razón a los particulares que desde hace unos 40 años, aproximadamente, habían sido despojados del terreno en el que se construyó el recinto.



Según los que de esto saben un resto, el ahora Presidente Munici­pal era el Secretario del Ayuntamiento y supo muy bien en su momen­to que había irregularidades en el proyecto debido al litigio, pero como siempre sucede con las autoridades que creen fueron hechos para violar la ley, la obra se terminó.



A ver ahora cómo le harán para hacer frente a la resolución judicial que finalmente apoya a la familia despojada en su momento y hoy reco­nocida, pues con los poco más de 80 millones de pesos que costó el CUM quizá no alcancen a pagar.



A ver cómo se resuelve esta telenovela.



AMENAZAS Y AMENAZAS

Por cierto que en Navojoa no cantan mal las rancheras.



Comentan que a una comunicadora la llegaron a amenazar a su pro­pia casa porque se ha dedicado a criticar a la administración municipal.



Aunque pueden existir algunos comedidos que les gusta quedar bien con todo mundo, sobre todo si están en el Gobierno, quisiéramos pensar que las intimidaciones no provienen del gobierno navojoense porque, de ser así, se estaría echan­do por tierra el respeto que se ha ganado la alcaldesa Rosario Quin­tero Borbón.



Hay que recordar que también recientemente en esa "Perla del Mayo" un personaje de las redes sociales amenazó a un columnista porque se refirió a él en términos desconocidos para muchos, pero bien conocidos por el comunicador.



Qué mal estaría que Navojoa se convirtiera en cantera de re­presiones.

DEJA UNA RESPUESTA