buscar noticiasbuscar noticias

Se reencontrarían con su hijo en Tijuana y mueren en "camionazo" en Sonoyta

Esposos recibieron una noticia y tuvieron contacto con el muchacho, del que no sabían nada desde hacía meses; la muerte los alcanzó en la carretera a San Luis Río Colorado

Herlinda y Édgar Vimael tenían un hijo en Tijuana, del que hacía seis meses no tenían noticias, pero cuando una llamada telefónica les brindó la esperanza de encontrarlo, no lo dudaron y salieron rumbo a la fronteriza ciudad en un autobús.

Sin embargo, un accidente carretero registrado la madrugada del lunes les impidió el tan anhelado deseo de volver a ver a su muchacho, pues el camión Norte de Sinaloa en el que iban se impactó con un tráiler nodriza, y murieron entre los fierros retorcidos.

Se reencontrarían con su hijo en Tijuana y mueren en camionazo en Sonoyta
PUBLICIDAD

Sin embargo, un accidente carretero registrado la madrugada del lunes les impidió el tan anhelado deseo de volver a ver a su muchacho, pues el camión Norte de Sinaloa en el que iban se impactó con un tráiler nodriza, y murieron entre los fierros retorcidos.

PUBLICIDAD

Los esposos tenían su domicilio en Guasave, Sinaloa, y de acuerdo con Fernando, hermano de Herlinda, conmocionado aún por la tragedia, contó lo que llevó al matrimonio a tomar el autobús de la muerte.

Según Fernando, la pareja tenía un hijo del que no tenían noticias desde hacía más de seis meses; sin embargo, recibieron una llamada telefónica y quien les contestó los contactó con su hijo y hablaron con él.

Le dijeron que irían a Tijuana, para verse, "pero no alcanzó a llegar a verlo, tenía más sin verlo, pero seis meses que no sabían de él".

Tras el accidente y al saber de la muerte de su hermana y su cuñado, dijo que la familia recibió la indicación de quedarse en Guasave, pues en San Luis Río Colorado hay familia de Édgar Vimael, que se encargará de todo, mientras que ellos tienen que esperar.

La línea de autobuses accidentada les ofreció pasajes para acudir al lugar de la tragedia, pero los familiares les indicaron que la Fiscalía de Sonora (FGJE) era lenta en cuanto a trámites y peritajes, lo que los ha impacientado; sin embargo, ahora saben que deben esperar.


PUBLICIDAD