buscar noticiasbuscar noticias

Se contagia de Covid-19 al separar ropa del IMSS y muere

Su familia queda desprotegida y acusa negligencia del Instituto, pues el trabajador no contaba con los mismos beneficios que sus demás compañeros; son el otro frente de la batalla contra la pandemia

Un trabajador del área ropa en el departamento de Infectología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) falleció luego de adquirir el Covid-19 mientras separaba ropa del instituto.

Sin embargo, su familia quedó desprotegida, pues luego de varios años como trabajador eventual, se quedó a unos escaños de poder adquirir los beneficios de laborar para el instituto.

Se contagia de Covid-19 al separar ropa del IMSS y muere
PUBLICIDAD

El fallecido fue identificado como Juan Andrés Bravo Vargas, de 42 años de edad, y a raíz de su muerte, su viuda Carolina Barajas González, acusa negligencia por parte del IMSS.

De acuerdo con los dichos de la mujer, su esposo contrajo el coronavirus cuando separaba ropa de Infectología. Barajas González refiere que su muerte sobrevino por una negligencia, y levanta la voz para que otra familia no atraviese una situación como la que ella padece.

Expuso que Juan Andrés era un hombre saludable, sano y que se desempeñaba en un hospital de tercer nivel; ahí sufrió de temperatura de 39.5 grados, síntoma de la enfermedad, por lo que el 6 de noviembre lo enviaron a su casa, con una receta para que comprara medicinas.

Aclaró que su esposo trabajó como empleado eventual 08 por 3 años, y al no ser trabajador de planta su familia queda a la deriva al no tener los beneficios que brinda el IMSS a los de base.

Se quedó a 3 lugares de lograr la contratación definitiva, señaló su viuda, pero el mortal virus les arrebató la vida de su esposo y la posibilidad.

Explicó que su difunto marido se desempeñaba en el área de ropería, del Hospital de Traumatología de Lomas Verdes, donde separaba la ropa sucia y por lo cual percibía entre 500 y 600 pesos.

Estaba en infectología, un área de riesgo, destacó Barajas González, donde a partir del 6 de noviembre Juan Andrés comenzó a sufrir los primeros síntomas: decaimiento, dolor de garganta y calentura.

A raíz de ello fue al servicio médico del nosocomio, donde con su temperatura por encima de los 39 grados sólo le dieron paracetamol y, por ser sospechoso de contagio, lo enviaron a casa.

"Haberlo atendido y estabilizado ahí, en uno de los mejores hospitales, donde tienen 5 módulos Covid, pero decidieron enviarlo a su casa", señala la viuda.

Ya en casa, le controló la temperatura a su esposo, fue a comprar las medicinas, pero como no podía respirar fueron al hospital 194 del IMSS, donde le dijeron que su oxígeno estaba al 70%.

Luego de un intenso papeleo, su marido quedó internado, pero debido a la saturación y al desabasto en el hospital, siguió comprando medicinas por fuera, pero resultó en vano, pues Juan Andrés falleció el 20 de noviembre a los 42 años.