buscar noticiasbuscar noticias

Por deuda de 60 pesos se traman a golpes y pierden hasta un diente

El "pendiente" fue ventilado en Facebook y orilló a que ambas mujeres se enfrascaran en una pelea; ambas portaron playeras motivacionales para el encuentro en el que arreglarían sus diferencias

Una deuda de 60 pesos, que fue ventilada en redes sociales, orilló a que 2 mujeres solucionaran el asunto a golpes y durante la pelea una de ellas perdió un diente, por lo que fueron detenidas por la Policía.

Las participantes en la trifulca callejera fueron Claudia, de 23 años de edad, y María, de 34; el incidente se registró la tarde del domingo, al norte de la zona metropolitana de Monterrey, en Apodaca, Nuevo León, se indicó.

Por deuda de 60 pesos se traman a golpes y pierden hasta un diente
PUBLICIDAD

De acuerdo con el reporte de la Secretaría Seguridad Pública Municipal (SSPM), por un adeudo de 60 pesos, una mujer evidenció a otra en la red social Facebook; ahí se hicieron de dimes y diretes, hasta que decidieron citarse para arreglar el asunto.

PUBLICIDAD

Se vieron alrededor de las 16:15 horas, en la intersección de avenida Río Pilón y Río Grijalva, en la colonia Pueblo Nuevo.

Cuando estuvieron frente a frente, se hicieron de palabras, las cuales fueron subiendo de tono, pasando por las insultantes para acabar en los golpes.

Justo en ese momento, una patrulla de la Policía de Proximidad de la SSPM pasaba por el lugar, y cuando los oficiales vieron a las féminas tramadas a golpes, bajaron de las unidades y las separaron, no antes ver que una de ellas había perdido un diente.

Posteriormente, las llevaron a la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC), donde expusieron civilizadamente los hechos.

De acuerdo con los dichos, Claudia, quien salió más afectada por la pérdida de la pieza dental y de las heridas en la cara, le debía a María 60 pesos, quien le había cobrado la cantidad a través de Facebook.

Lo particular del caso, además de la ínfima cantidad, es que la más golpeada portó para la cita con su destino una playera en la que se leía la leyenda "Supergirl", en tanto que su contrincante vistió una playera en la que a la altura del pecho se apreciaba un par de guantes de box.