buscar noticiasbuscar noticias

Migrantes indocumentados de EU piden poder conducir

PUBLICIDAD

Una enérgica campaña alrededor del país para que inmigrantes sin estatus legal puedan conducir libremente resuena con fuerza en las granjas y cultivos cercanos a Rochester, en la frontera con Canadá.

PUBLICIDAD

Los trabajadores inmigrantes de esos campos, en su mayoría mexicanos, dicen que se sienten aislados y frustrados en esta zona rural, donde pagarle a alguien con licencia de conducir para ir a comprar comida puede costarles 40 dólares, lo que equivale a más de tres horas de trabajo.

Doce estados en Estados Unidos, incluidos California e Illinois, permiten que sus residentes obtengan permisos de conducir sin contar con un número de seguridad social o pruebas de estatus migratorio legal.

Activistas intentan lograr eso mismo en otra media docena de estados ahora que gobernadores demócratas han sustituido a republicanos en Wisconsin y Nueva Jersey y los demócratas ganaron el control total de la legislatura del estado de Nueva York.


PUBLICIDAD