buscar noticiasbuscar noticias

Hacen falta más Arrayales

PUBLICIDAD

Hace unos días, el edil solicitó una reunión ex­traordinaria para analizar la manera en que el Ayuntamiento debe apoyar a las madres que an­dan en busca de osamentas de sus seres queridos desaparecidos.

PUBLICIDAD

A los funcionarios se les pusieron los pelos de punta y es hora que no contestan directamente a la solicitud del activista social.

Ayer, eso sí, por medio de los mensajes de ce­lular se hizo llegar al resto de los regidores un escrito en el que, basados en un resquicio de la ley, comunican que la solicitud de Arrayales Te­rán carece de representación porque solamente él la firmó y las otras rúbricas pudieran ser de otros regidores.

Pero de manera oficial, el Secretario del Ayun­tamiento, el obligado a dar respuesta, no le comu­nicó una respuesta.

Es más, enviaron por delante al sumiso Víc­tor Manuel Ibarra Apodaca, presidente de la Co­misión de Seguridad Pública del Ayuntamiento, para decir que sí van a hacer lo que Arrayales Terán propone, pero a su modo.

“Después de reunirse con el presidente munici­pal, Maestro Sergio Pablo Mariscal Alvarado, el regidor declaró su plena coincidencia con el pro­nunciamiento que el alcalde publicó la semana pasada sobre este punto, “pues como dijo el pre­sidente municipal, el Ayuntamiento no puede ser ajeno a esta realidad y más allá del apoyo moral o el posicionamiento político, debemos encontrar medidas concretas de ayudar a estas heroínas, que realizan su importante trabajo por iniciativa personal y con recursos propios. Sé que todos los miembros del Cabildo comparten esta preocupa­ción con el presidente Mariscal”, dijo.

¡Qué poca manera de demostrar la soberbia! Y todavía se dan el lujo de decir: “El problema de Arrayales es que su posicionamiento tiene que ver con investigaciones contra el crimen organi­zado y no con la prevención, que es el papel que atañe a los municipios. Le gusta mucho el ruido y se requiere subrayar por los columnistas amigos hacer mención a la desastrosa votación propuesta por él donde, solo obtuvo 3 votos de cabildo contra los 20 del Alcalde”.

Es decir, la autoridad municipal en vez de bus­car la conciliación, busca desprestigiar y ahondar la división. Hay que recordar que tampoco la Sín­dica Municipal ve con buenos ojos algunas deci­siones tomadas por el gobierno cajemense.

En suma, aunque Arrayales Terán ha sido se­ñalado como revoltoso y que anda en campaña rumbo al 2021, la realidad es que hacen falta mu­chos más regidores de su calibre.

A muchos de los actuales solamente se les co­noce el dedo de la votación, pero no la voz porque de manera dócil, sumisa, aprueban todo lo que les dicen y sin detenerse a meditar si es bueno o malo para la comunidad.

Cajeme requiere un Cabildo de revoltosos para impedir la corrupción que ha caracterizado a las últimas administraciones, con las cuales los inte­grantes de Morena en Palacio parecen tener una alianza.

Los que quieren la cuarta transformación pa­recen haberse conformado con el gatopardismo, con el cual todos los cajemenses salen perdiendo.

Para comentarios:

francisco@diariodelyaqui.mx


PUBLICIDAD